Vega | “Estamos todos en el mismo capítulo, intentando ser libres y disfrutar de la vida”

Vega, en una imagen promocional de “Mirlo blanco” | carlos álvarez martín

Vega presentará el próximo sábado (Inn Club, 22.00 horas), las canciones de su nuevo disco, “Mirlo Blanco”, aunque también repasará algunas de las canciones de sus 20 años de carrera.



Es un disco de Mercedes cantado por Vega.
Normalmente cantaba los discos de las metas que se planteaba Vega, o las que yo planteaba para Vega como artista. Esta vez, como están escritas hablando de cosas personales, por primera vez Vega está al servicio de Mercedes para cantar su disco.

¿Fue difícil abrirse en temas como “Bipolar”, tratando aspectos como la salud mental?
En esa, que fue la última y era consciente de que estaba buscando la última para el disco, fue la más difícil de escribir. Pero, aún así, hay otras que son difíciles, pero no tanto escribirlas, porque no tenía la intención de crear un disco, me cuesta más cuando las presento ante el público.

Precisamente, ¿que le está contando el público?
Es tremendo. Creo que es el disco donde la respuesta no solo es grande, sino empática. Tras todo lo que estamos viviendo, el habernos sentido vulnerables ha supuesto una reescalada de prioridades y valores y, de repente, mi música conecta con esa forma de entender las cosas, porque ya era una música que venía hablando en esos códigos, donde los valores son importantes. El público está más ávido de esa música y la respuesta es brutal. Estamos todos en el mismo capítulo, intentando ser más libres, disfrutar de la vida, plantearnos que es lo primero y poner los valores en primer lugar. 


En la edición especial del disco colaboraron las Mulleres Colleiteiras.
Quería hacer una edición especial con unas patas que es importante añadir a la música, que son la sostenibilidad y la inclusión. Es una caja artesanal, con materiales sostenibles. Me ayudó también We Sustainability Project. Para la pata de la inclusividad llamamos a Mulleres Colleiteiras, ellas se encargaron de ensamblar las cajas con muchísimo cariño. Fue algo bonito, su proyecto me llama mucho la atención, porque son mujeres que se hicieron fuertes y que ayudan a otras mujeres a que puedan ser más solventes y ser autónomas, las dotan de herramientas y lo hacen a través de un trabajo. Y encima se apoyan en la sostenibilidad, con la recogida de aceite usado doméstico. Esa recogida genera trabajo y la oportunidad de sacar a una mujer de una situación social difícil. Estoy muy orgullosa de que hayan querido participar.

Esa edición también contaba con una carta con el franqueo pagado, ¿Ya le han enviado alguna?He recibido muchas y ahora tengo tarea, no solo quiero recibirlas, sino que las quiero contestar. Soy una enamorada de lo artesanal y les pedí que fuese manuscrita, aunque me cueste entender las letras y tarde un poco más. Creo que darle la oportunidad a la gente a que te escriba sabiendo que les vas a responder es una parte bonita, y no hacerlo por redes sociales, que es lo común, tiene una parte de nostalgia y de amor por lo personal.

Vega | “Estamos todos en el mismo capítulo, intentando ser libres y disfrutar de la vida”

Te puede interesar