Los vecinos del Orzán demandan una reunión con el Gobierno local

Varias personas pasean por la calle del Socorro, una de las principales zonas de fiesta del Orzán | patricia g. fraga

Los vecinos del Orzán, tras haber recibido el respaldo de la Valedora do Pobo en su lucha por lograr el fin del ruido nocturno en el barrio, han registrado una petición en el Ayuntamiento para reunirse con representantes del Gobierno local y debatir de forma conjunta una solución. “Queremos sentarnos en la mesa todos juntos y ver cómo podemos poner en marcha alguna de las ideas que plantea la Valedora”, asegura el presidente de la entidad vecinal, José Luis Méndez.

El Ejecutivo municipal tiene de plazo un mes para contestar a la defensora del pueblo, que recomendó realizar campañas de sensibilización para jóvenes y hosteleros, así como tratar la “amplia problemática” y poner fin a la dejadez de funciones en la obligación de garantizar el derecho al descanso nocturno de los ciudadanos.

Por ello, Méndez tiene la esperanza de que se ponga fin “a tres años en los que hemos notado que este Gobierno nos ha dado la espalda y nos ha intentando hacer creer que estamos exagerando”. No es la primera vez que los representantes vecinales solicitan un encuentro con el Ayuntamiento. “Llevamos tres años pidiendo sentarnos con ellos y nada. Solo queremos que se cumplan las ordenanzas y la primera cosa que hay que hacer es que se pongan en la piel de quien padece el problema”, dice el presidente.



Concienciar


Al analizar las conclusiones remitidas por la Valedora do Pobo, Méndez considera que lo más urgente sería “concienciar a los hosteleros de que no se puede sacar la bebida a la calle a partir de las 00.00 horas”.

Así, relata que en la zona hay cada vez más bares “que basan su negocio en vender para beber fuera de los establecimientos. Si alguien quiere montar un negocio de ocio nocturno que lo monte, pero de puertas para dentro. Hay gente que está intentando dormir y que tiene que ir a trabajar”, afirma.

El Partido Popular de A Coruña exige a la alcaldesa, Inés Rey, que ponga en marcha con urgencia las medidas recogidas en el informe de la Valedora do Pobo, en el que insiste en que la administración competente “no puede permanecer pasiva ante los problemas de esta naturaleza que la ciudadanía expone” y añade que “el problema persiste y se cronifica”. 




Los vecinos del Orzán demandan una reunión con el Gobierno local

Te puede interesar