Los vecinos de Os Mallos demandan recuperar la vigilancia policial en el barrio

Vistas de la ronda de Outeiro, cerca de la avenida dos Mallos, donde los vecinos denuncian ruidos nocturnos en el entorno de unos locutorios | patricia g. fraga

La tensión en Os Mallos se ha rebajado en los últimos meses ante la sensación de mayor seguridad producida por la presencia de patrullas de la Policía Local y Nacional recorriendo las calles del barrio, que hace seis meses vivió su peor momento. Ahora, ante la disminución de los actos delictivos, los vecinos perciben que los agentes ya no acuden tanto a la zona y demandan recuperar el nivel de vigilancia que había para evitar nuevos episodios violentos.


El presidente de Distrito Mallos, José Salgado, asegura que “no es que la situación estuviese mejor o peor, sino que llegó a un punto que era pasable, pero la vigilancia tiene que ser algo constante porque si se retiran pueden volver a actuar las personas que hicieron tanto daño en el barrio”. El representante de los comerciantes relata que, por las noches, en la ronda de Outeiro sería necesaria la presencia de agentes, ya que “los vecinos que viven en el entorno de la pulpeira y los locutorios están muy molestos porque hay varios grupos de personas que se acumulan en la acera y hacen ruido hasta altas horas de la madrugada”.


Estos individuos, tal y como comenta Salgado, “cantan, gritan, tiran basura e incluso hacen sus necesidades en la acera y en la entrada del aparcamiento”, por lo que supone un gran inconveniente para el descanso nocturno. Ante las llamadas a la Policía de los residentes de las viviendas cercanas a este punto, el presidente de Distrito Mallos explica que “o no les hacen caso o pasan las patrullas pero sin llegar a bajarse del coche, por lo que no impiden que continúe el ruido”.


Unido a esta petición, los vecinos de Os Mallos insisten también en la necesidad de aumentar la iluminación en las calles del distrito, algo que ya solicitaron hace meses y que consideran que sigue igual. “Está bien que se hagan actuaciones para mejorar el entorno, pero la iluminación y la recogida de basura sigue siendo un tema pendiente que no parece mejorar”.


Ramón Cabanillas

El Ayuntamiento anunció este miércoles la aprobación de la reforma integral de la calle de Ramón Cabanillas, entre Sofía Casanova y Ángel Senra. El objetivo principal será la humanización de esta vía y su mejora funcional y estética, ganando protagonismo para los peatones.


El proyecto de este tramo de algo más de 200 metros tiene un presupuesto de 923.884,53 euros (contará con fondos Next Generation) y supondrá una mejora integral de la calle, incluyendo las intersecciones con la avenida dos Mallos y la calle de Río Traba. Se trata de una zona con gran presencia de tráfico rodado, lo que limitaba el tránsito peatonal.


Salgado considera una buena noticia que se unifique la calle de Ángel Senra con Ramón Cabanillas, pero reconoce que hay opiniones para todos los gustos. “Muchos vecinos están preocupados por la pérdida de espacio para aparcar, pero otros prefieren poder pasear sin presión por los coches. La peatonalización siempre es bien recibida pero siempre hay gente que está de acuerdo y otra que no”, afirma.


Las nuevas actuaciones irán en la línea de las ejecutadas por el Gobierno local en el entorno del mercado municipal de la misma calle y se hará una plataforma única, con una zona compartida entre peatones y vehículos autorizados de entre 3,5 y cuatro metros.


Además, se procederá a la renovación del pavimento de la carretera y de las aceras, de la red de saneamiento y del alumbrado público. Los trabajos también dotarán a la zona de nuevo mobiliario urbano y se plantarán nuevos árboles.


Comercio

En el ámbito comercial, los establecimientos de Os Mallos están volcados con la campaña del Día de la Madre y sortean cheques de 25 euros de descuento.


Con cada compra en los comercios asociados, los clientes se llevan una participación para entrar en un sorteo que se resolverá después del domingo, 1 de mayo. Por su parte, la plataforma Guerrilla dos Mallos celebra su tercera edición del “Pasaporte Guerrilleiro” bajo el lema “Eu merco no barrio. Agora máis que nunca”, que tiene como objetivo resaltar las virtudes del comercio de proximidad y su importancia en el tejido de la ciudad.


La mecánica es muy sencilla. Entre los días 18 de abril y 30 de junio, a todos los clientes que lo soliciten, se les dará un pasaporte en forma de tarjeta con capacidad para seis sellos, así como un espacio para poner nombre y teléfono del consumidor. Con ellos, habrá regalos y sorteos.

Los vecinos de Os Mallos demandan recuperar la vigilancia policial en el barrio

Te puede interesar