Los vecinos de O Castrillón piden un ascensor y mejorar la accesibilidad

El centro de salud del barrio de O Castrillón, junto a una pendiente | quintana

La Asociación de Vecinos Castrillón-Urbanización Soto “IAR” demandan soluciones ante los problemas de accesibilidad que sufren los residentes de la zona. En una reunión mantenida hace semanas con el entonces concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, la entidad vecinal trató de buscar una solución conjunta.


Uno de los aspectos que más preocupa a la asociación es la gran pendiente que hay entre el centro de salud y la EIM Carricanta. Por ello, piden la instalación de un ascensor en la acera, a la altura de la entrada inferior del centro de salud, y también “una pasarela peatonal elevada hasta la entrada del EIM Carricanta”, de forma que se ofreciese una accesibilidad universal, tanto en sentido de subida como de bajada.


“La alternativa quedaría totalmente completada si, finalmente, el Sergas lleva a cabo el proyecto que tiene desde hace años de abrir la entrada inferior del centro de salud y mejorar internamente el centro”, comentan desde la entidad de vecinos. Por otra parte, en el encuentro con Villoslada se trasladó la preocupación por la seguridad de los viandantes en los pasos de peatones de la plaza de la Concordia. “Parece la mejor opción instalar unos elementos en la calzada que obliguen a reducir la velocidad al tránsito de vehículos”. A la altura del número 52 de la avenida de la Concordia, además, se encuentra un paso de peatones “con cambio de rasante y en el que la velocidad de los vehículos en ocasiones es muy elevada”.


Marquesinas

Por último, los vecinos de O Castrillón solicitan la instalación de marquesinas en dársenas ampliadas de paradas de buses, como la calle de Antonio Noche, número 10, y la avenida de la Concordia, 72.


La portavoz de la Marea Atlántica, María García, y la concejala Claudia Delso, se reunieron ayer con el presidente de la asociación, Ramiro Otero, y con representantes de la entidad, para trasladarles los proyectos para el barrio que están incluidos en el acuerdo con el Gobierno local para la aprobación de los presupuestos de este año.


Así, tras el último Consello de Administración de Emvsa, confirmaron que la empresa ya cuenta con fondos necesarios para abrir el polideportivo del barrio, por el que los residentes de la zona llevan más de una década esperando. Las limitaciones económicas “xa non poden ser escusa para seguir demorando a inauguración da piscina y o resto de instalacións”, consideraron en el encuentro mantenido.

Los vecinos de O Castrillón piden un ascensor y mejorar la accesibilidad

Te puede interesar