Sicilia in Bocca ofrecerá el sabor del sur de Italia en un local de 500 metros cuadrados

Los operarios ultimaban ayer los detalles en el local de Juana de Vega | Quintana

La calle de Juana de Vega comienza a tener un acento marcadamente italiano, aunque desde el próximo lunes especialmente sureño. Será allí donde eche raíces en la ciudad Sicilia in Bocca. Solamente con decir su nombre aflora una idea y una imagen en la cabeza de muchos santiagueses, que lo han convertido en referente de su ciudad. Fruto de ese éxito buscará la que es su segunda aventura coruñesa.  
 

Y es que cuando Domenico Bartolotta (Palermo, 1971) decidió instalarse en Galicia de la mano de su mujer ceense probó suerte con un local en la calle de la Galera, un inicio lleno de competencia para una idea aún sin perfilar. “Era un concepto totalmente diferente, solo hacíamos bollería y pizza al corte”. El siciliano solamente ha necesitado una década para volver con el éxito por bandera, y a velocidad exprés: Abrió en la compostelana calle de Rosalía de Castro, se vio desbordado y tuvo que aumentar y en el 2019, después de opiniones unánimemente favorables, Just Eat le concedió el premio a mejor pizza de España. Hace catorce meses, y con el delivery y el take away saturando un negocio que se le quedaba pequeño, apostó por abrir otro Sicilia in Bocca a unos pocos metros de distancia y con capacidad para 170 comensales.
 

La progresión será constante en A Coruña, donde el nuevo restaurante superará los 500 metros cuadrados y apostará por un nuevo salto cualitativo. “Vamos a hacer una línea un poco más alta, ya que tenemos una cocina muy grande, que nos permite hacer muchas cosas”, advierte. “Habrá un acuario con bogavante o centollo y alguien preparando constantemente pasta fresca para acompañarlos. Será un cocinero exclusivo para eso”, añade Bartolotta, que espera saldar así una especie de deuda con la ciudad. “Siempre nos gustó mucho A Coruña, pero vinimos porque en Santiago había mucha gente que venía a propósito a comer a nuestro restaurante. Mi mujer y mis hijos querían ampliar, así que decidimos que no se desplacen más”, confiesa.
 

Cuatro palés semanales con productos y materias primas importados de Italia garantizarán la autenticidad de un sabor que Bartolotta promete que no se perderá a pesar de las ampliaciones. El domingo, a partir de las 19.00 horas, ofrecerá una prueba.

Sicilia in Bocca ofrecerá el sabor del sur de Italia en un local de 500 metros cuadrados

Te puede interesar