Los retrasos por la crisis de suministros amenazan a las obras locales con fondos europeos

La Junta de Gobierno local aprobó un estudio de detalle para ordenar el desarrollo de la Ciudad de las TIC | Pedro Puig

A pesar de que lo peor de la crisis de suministros parece haber pasado, al Ayuntamiento le preocupa que nuevas incidencias afecten a la marcha de los proyectos que aún tiene en cartera, especialmente los que están subvencionados con fondos europeos, puesto que estas sometidos a un plazo de ejecución muy estricto. la alcaldesa, Inés Rey, reconoció hoy que el Ayuntamiento todavía arrastra una serie de retrasos en determinadas obras. “Actualmente, no tantos, pero los que sufrimos están motivados por el desabastecimiento de algunos suministros y la huelga de transportes”, reconoció. Por eso, en la Junta de Gobierno local, se votaron dos aplazamientos: uno en las obras del histórico jardín de San Carlos y otro en las de la céntrica calle Compostela. Precisamente en esa misma junta se aprobaron una serie de nuevos proyectos urbanísticos, que también podrían verse afectados. 
 

“Esperemos que no –deseó la regidora–. En todo caso, desde la administración llevamos el ritmo y el impulso máximo a nivel de ejecución presupuestaria, y esperamos que no existan más condicionantes externos”. Como ya se dijo arriba, Rey está especialmente preocupada por aquellos proyectos que dependen de los fondos europeos, puesto que el plazo de ejecución es muy estricto. “Nuestra ejecución está siendo ágil, pero las obras afectadas por financiación europea o de recuperación Next Generation tienen unos plazos ejecutables”, recordó. 
 

Sobrecoste

Otro grave problema que ha tenido que afrontar la Concejalía de Urbanismo es el del alza de los precios, de manera que las obras aprobadas hoy en junta de Gobierno local han experimentado un encarecimiento general. De hecho, el precio de los materiales ha causado un incremento general en los costes que ronda el 40% o que lo supera, en algunos casos. 
 

Ante este panorama, el Ayuntamiento no ha tenido más remedio que ajustar los precios antes de sacar los proyectos a licitación para no encontrarse concursos desiertos por culpa de un precio “antieconómico”, como lo denominó la propia regidora. “Los técnicos del área contratación revisaron algunos pliegos, precisamente los que estaban pendientes de adjudicación y licitación. Esto ya lo llevamos haciendo varios meses”, reconoció. 
 

Feder y Next Generation

En las obras que presentó la regidora, tras celebrarse la Junta de Gobierno local, figuran varias que se benefician de fondos europeos. Por ejemplo, el proyecto de la pista de skate, multideportes, y reurbanización de la plaza de José Toubes, con un presupuesto de 316.097 euros, está cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Igualmente se benefician de los Feder las obras del jardín de San Carlos, que han tenido que demorarse por, entre otras cosas, la ausencia de unas lanzas que deben adornar el monumento, así como una escultura de bronce. Sin embargo, la alcaldesa prometió que la zona verde abriría sus puertas este verano. 
 

Lo mismo ocurre con las obras de la peatonalización de Ramón Cabanillas, que están financiadas por los Next Generation, como se denominan a los fondos procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En total, son 687.185 euros que Bruselas ha entregado al Ayuntamiento para que pueda acometer esta obra en tiempo y forma. Aunque parece que lo peor de la crisis de suministros haya pasado, la situación sigue siendo inestable, y los transportistas han amagado con otra huelga. 
 

Ciudad de las TIC

Por otro lado, también se aprobó el estudio de detalle de la Ciudad de las TIC, el documento que determina las líneas maestras sobre cómo se ordenará urbanísticamente la nueva sede de innovación tecnológica que está construyéndose en la antigua Fábrica de Armas. 
 

Se recoge el mantenimiento de las 16 construcciones ya existentes y se definen tres áreas para posibles edificaciones. En total, 74.000 metros cuadrados. También incluye criterios de conservación para algunos edificios, dos zonas de estacionamiento y una zona deportiva.

Los retrasos por la crisis de suministros amenazan a las obras locales con fondos europeos

Te puede interesar