La Rede Galega de I+D+i nace con una sociedad inclusiva como modelo

Citic, el Centro de Investigación en Tecnoloxías da Información

Bajo un titular grandilocuente y con muchas especificaciones técnicas, podría decirse que ayer nació el proyecto y se constituyó la Rede Galega de I+D+i de Tecnoloxías de Apoio para Unha Sociedade Inclusiva. Sin embargo, lo específico y descriptivo del mensaje corre el peligro de  no llegar exactamente donde quiere. Básicamente, los sectores líderes de la investigación, la tecnología o la docencia han aunado esfuerzos con aquellas asociaciones que luchan por conseguir una sociedad más inclusiva, de tal forma que las llamadas TIC, tecnologías de la información y la comunicación, no solamente no dejen a nadie atrás, sino que ayuden a insertar en la sociedad y hagan mejor la vida de quienes vienen superando barreras.


Sectores unidos


En un acto celebrado en el Citic, el Centro de Investigación en Tecnoloxías da Información e as Comunicacións, los tiempos fueron propios de la realidad 2.0 que se intenta convertir en normalidad: La constitución fue anunciada segundos después de la reunión en la que se ultimaron los detalles, a la que asistieron representantes de casi veinte agrupaciones de lucha por la inclusión de toda Galicia, el rector de la Universidade de A Coruña, Julio Abalde, el director del Citic, Manuel González Penedo y el director xeral de Maiores e Atención Sociosanitaria de la Xunta, Antón Acevedo. Además de estos tres, en la mesa principal estuvo también sentada una institución como Carmen Colmeiro, responsable de Cruz Roja Galicia.


En los discursos de todos los responsables de los sectores llamados a colaborar en la nueva Rede Galega se repitió la importancia de las TIC para no dejar a nadie atrás, incluidos los mayores, así como la ventana que éstas abren, junto con los diferentes softwares, para mejorar la calidad de vida de las personas.


También en el horizonte de los creadores están el Pilar Europeo de Derechos Sociales y el Horizonte Europa para conseguir financiación y hacer si cabe más ambicioso e inclusiva la realidad de las personas llamadas a disfrutar la Rede, un proyecto totalmente autonómico y para todos.


Por otra parte, y a pesar de que la presentación del proyecto tuvo lugar en el día de ayer, son ya varios los frentes en los que se encuentran colaborando el sector formativo, el tecnológico y las asociaciones a favor de la inclusión. Así, los robots asistenciales, los equipamientos virtuales para tratamientos terapéuticos, los sistemas de detección de riesgos en las redes sociales para personas con problemas mentales o simplemente el hecho de hacer más sencilla y acortar los plazos de una rehabilitación son la mejor justificación de que las tecnologías, aplicadas para todos, nos hacen la vida mejor. 

La Rede Galega de I+D+i nace con una sociedad inclusiva como modelo

Te puede interesar