La Policía Nacional ha tramitado casi 700 permisos temporales a refugiados ucranianos en A Coruña

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, y la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas | cabalar (Efe)

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, pone en valor el despliegue de medios y recursos para acoger a los refugiados de Ucrania en Galicia en el que sobresale la colaboración estrecha entre las administraciones públicas y ONG.

Así lo destacó ayer en su visita al centro que gestiona la asociación ACCEM en A Coruña, donde trasladó su reconocimiento a la plantilla y al voluntariado de esta organización y del resto de asociaciones que están trabajando en la atención a las personas desplazadas por la guerra de Ucrania. El delegado valoró que, desde la activación del procedimiento de urgencia, la Policía Nacional tramitó 1.707 permisos temporales en Galicia. A Coruña y Pontevedra concentran el mayor número de solicitudes de protección tramitadas y resueltas, con 694 y 578 expedientes respectivamente. 



La concejala de Bienestar Social, Yoya Neira (i) en el Circo de Artesanos

La concejala de Bienestar Social, Yoya Neira (i) en el Circo de Artesanos


Encuentro


En su visita al centro, Miñones resaltó el esfuerzo ingente para trasladar y materializar la solidaridad de la ciudadanía española con el pueblo ucraniano, sobre todo con aquellas personas que se han visto obligadas a huir de su país para proteger su vida y la de sus familias. Además, pudo conocer a refugiados establecidos en la ciudad.

En concreto, conversó con tres mujeres y tres menores, integrantes de dos familias residentes en Kiev y Mariúpol. Tras este encuentro, el delegado conoció la actividad de ACCEM de la mano de su coordinador territorial, Daniel Bóveda, y con la coordinadora adjunta de A Coruña, Cristina Ucieda. En el encuentro también participó la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas.

Por otra parte, el delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, visitó ayer la unidad móvil puesta en marcha por el Gobierno autonómico, en colaboración con la Cruz Roja, para ofrecer apoyo y asesoramiento a las personas refugiadas. Este vehículo permanecerá dos días delante de la Delegación de la Xunta en A Coruña para continuar recorriendo las ciudades y las localidades con más población refugiada. La concejala de Bienestar Social, Yoya Neira, tachó en su perfil de Twitter de “propaganda y poco más” la iniciativa de la Xunta. Recordó que la Oficina Municipal de Atención al Pueblo Ucraniano (Omapu) lleva abierta más de un mes atendiendo a refugiados. Por la tarde, Neira acudió al Circo de Artesanos para la presentación del programa educativo de clases de español para personas ucranianas de acogida. Se trata de tres cursos de clases de español que tienen como finalidad promover la integración social de los refugiados.






La iniciativa forma parte del paquete de medidas de apoyo impulsado por la alcaldesa, Inés Rey, y que tiene la Omapu como centro de coordinación. La concejala señaló que “el desconocimiento del idioma supone una gran barrera a la hora de lograr una total integración social”. Esto también afecta a otros ámbitos, especialmente al educativo y laboral, lo que supone una fuerte autolimitación en la adaptación a la ciudad.

Por ello, el Consistorio impulsa esta formación en competencias lingüísticas, con dos cursos de clases de español que se impartirán hasta el 31 de agosto. 

La Policía Nacional ha tramitado casi 700 permisos temporales a refugiados ucranianos en A Coruña

Te puede interesar