La Policía Local acude tras otra alarma de incendio en la antigua sede del Club Financiero

Club Financiero, en una imagen de archivo/AEC

La Policía Local acudió el jueves al edificio del antiguo Club Financiero Atlántico, situado en el número 76 de la avenida de Salvador de Madariaga. El suceso, que tuvo lugar a media tarde, comenzó con una llamada al servicio de emergencias del 112, que alertaba de que salía humo del edificio abandonado. 

 

Desde la central de emergencias llamaron tanto a Bomberos como a la Policía Local. Sin embargo, como la humareda no era grande y tampoco se vislumbraban llamas, fue el 092 el que envió un coche patrulla a investigar. 


No encontraron a nadie en su interior, pero sospechan que se trataba de okupas, puesto que ya se han colado en varias ocasiones en las instalaciones abandonadas. En todo caso el fuego no había provocado daños y no fue necesario solicitar la presencia de los servicios de extinción de incendios. 


Vacío desde hace dos años 


Se trata de un capítulo más de la decadencia del edificio, que lleva dos años cerrado y está totalmente desmantelado. El espacio permanece en ruinas con restos de mobiliario destrozado, cristaleras estalladas, paredes destruidas y papeles tirados pro el suelo, un abandono que atrae a los sintecho. Habría sido difícil adivinar un final así para este edificio cuando se inauguró en 1989 para alberga la vida social de la élite empresarial, que celebraba toda clase de eventos en sus instalaciones: comedor privado, despachos, salón de usos múltiples peluquería, etc. Pero en 2019 entro en concurso voluntario de acreedores debido a una deuda de 300.000 euros. 


A pesar de los esfuerzos de sus socios, no se conseguía saldar la deuda, así que tuvieron que vender los muebles, incluido un piano de cola, además de otros objetos de valor. Tras el abandono, los allanadores se llevaron el resto: como tuberías, cables e incluso la porcelana de los lavabos. Después comenzaron las alarmas recurrentes de incendios. 


Problema recurrente
 

Es un problema que sufren todos los edificios abandonados: los sintecho que se cuelan en su interior siempre encienden fuegos, y solo en lo que va de mes se han producido tres conatos de incendio. Uno a las seis de la madrugada,  cuando los bomberos acudieron tras recibir la llamada de un vecino. A su llegada, los miembros de la dotación comprobaron que el humo surgía de la chimenea del antiguo salón, donde ardían papeles y maderas. 


El otro incidente fue muy parecido: a las dos y media de la madrugada los servicios de emergencia recibieron una llamada informando de que salía humo del edificio sobre las 02.30 horas, por lo que una dotación de bomberos acudió hasta el antiguo club, pero la Policía Local ya estaba allí inspeccionando el interior del inmueble y descubrieron la fogata que habían prendido y la sofocaron. 

La Policía Local acude tras otra alarma de incendio en la antigua sede del Club Financiero

Te puede interesar