Pintor Villar Chao será la próxima calle en contar con un ascensor

Las escaleras de Pintor Villar Chao, que dan a la avenida de Oza | pedro puig

La movilidad suele entenderse como horizontal, pero en una ciudad como A Coruña, marcada con grandes cuestas, la movilidad vertical es también importante. A finales del año pasado se inauguró el ascensor de Os Castros, y el Ayuntamiento considera que está funcionando satisfactoriamente. A día de hoy, los técnicos municipales están elaborando el proyecto para construir un elevador en la escalinata de la calle de Pintor Villar Chao. También las escaleras de Adelaida Muro contarán con un ascensor, aunque este proyecto todavía está en sus inicios.

Fue en 2014 cuando el PP el que comenzó una política de reformas urbanísticas pensadas para que los transeúntes con movilidad reducida que tenían dificultades para subir por escaleras convencionales pudieran salvar los desniveles de la ciudad, dentro del Plan de Accesibilidad. El entonces concejal de Urbanismo (hoy director del Puerto), Martín Fernández Prado, escogió como puntos a actuar Ramón Cabanillas (en su cruce con la avenida de Arteixo), la calle de Maestro Clavé, Capitán Troncoso y la calle Plaza, frente a San Agustín. Pero fue el de Ramón Cabanillas el primer elevador en entrar en funcionamiento en la ciudad, en marzo de 2015.

Sin embargo, nunca se llevó a cabo el quinto ascensor que se mencionaba en el citado Plan de Accesibilidad, el de Historiador Vedía. Fue la Marea Atlántica la que impulsó el proyecto de Os Castros, que el Gobierno de Inés Rey ha materializado y que sirve para salvar el tramo más empinado de la avenida de al Concordia. Aunque los usuarios se quejan de que todavía tienen que subir una avenida empinada, desde el Ayuntamiento señalan que se ha llegado hasta donde era posible, y están satisfechos de su uso y aceptación.

Además, consideran que el ascensor se ha convertido en un elemento arquitectónico relevante dentro del barrio de Os Castros desde su puesta en marcha, a finales de noviembre del año pasado. Al incluirse una gran marquesina, funciona casi como una pequeña estación intermodal.



Población avejentada


Fuentes municipales reconocen que es necesario “apostar más” por la accesibilidad vertical, a medida que la media de edad crece, también aumentan las dificultades de una población avejentada para desplazarse. Según datos extraídos del INE, la media de edad de los residentes en a Coruña es de 45,42 años, pero en algunos barrios esta edad es significativamente más alta, como Monte Alto, donde supera los 60 años. En A Coruña residen algo menos de 20.000 octogenarios, para los que supone un esfuerzo enfrentarse con las escaleras.

El Ayuntamiento ya ha tomado algunas medidas al respecto con la instalación de bancos en cualquier punto de la acera susceptible de acoger uno. Hace un año eran unos 6.800 después de que el Gobierno local instalara 250 en diferentes obras. Se espera que, para finales de este mandato, sean casi 7.000, puesto que los bancos son una deaals peticiones vecinales más recurrentes.

En cuanto a los ascensores, el que más urgen es el de Pintor Villar Chao, puesto que el Ayuntamiento se ha comprometido con los vecinos en ofrecerles una solución en este mismo mandato. En cuanto a Adelaida Muro, el equipo redactor todavía está tratando de hallar una solución satisfactoria. Todavía valoran si habrá rampa, ascensor o escalera mecánica. En un pleno del año pasado, el concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, había revelado a la oposición que el anteproyecto existente no era válido debido a la existencia de un transformador que impedía trabajar en profundidad, lo que obligaba a construir un elevador, que no necesita obra en el subsuelo. Esto aceleraría el trabajo, que podría estar listo en 2023. 

Pintor Villar Chao será la próxima calle en contar con un ascensor

Te puede interesar