lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los niños de Novo Mesoiro viven una odisea para poder ir a los institutos de Elviña y A Sardiñeira

Varios escolares toman el bus a la salida del IES Elviña | Pedro Puig

El constante crecimiento en la base de la pirámide poblacional se ha convertido en un problema para Novo Mesoiro. Los menores que cursan Secundaria, que al carecer de instituto en el barrio tienen asignado el IES Elviña, viven una odisea para poder llegar a tiempo a clase. El centro se ha visto desbordado para este curso y 25 familias han tenido que inscribir a sus hijos en A Sardiñeira, donde directamente no hay un servicio de transporte y se van obligadas a mandar a sus hijos todos los días en un vehículo de Tranvías.


Desde el primer día de clase los padres de los alumnos del Instituto de Educación Secundaria de Elviña han remitido quejas al centro por la calidad y la frecuencia del servicio de transporte, de obligatoria cobertura para estudiantes de Secundaria, no de Bachillerato. Durante la primera semana varios niños no pudieron subirse a los autobuses al no haber plazas disponibles, mientras que una vez aliviado ese problema fueron la frecuencia y la impuntualidad la constante en las comunicaciones de los padres.


Los mismos vehículos hacen el trayecto para los alumnos del colegio Alborada y el Instituto de Elviña, y uno de los dos centros acaba pagando las consecuencias de los retrasos, con los profesores de momento admitiendo las causas y justificando los retrasos en sus partes diarios.


La principal preocupación para los padres son ahora los martes, día en el que el centro tiene clases por la tarde. La carestía de vehículos y rutas retrasa los traslados de tal forma que los menores no tienen tiempo material para comer entre las 14.15 horas y las 16.00 horas.


Más complicada es la situación para los estudiantes de A Sardiñeira y residentes en Novo Mesoiro, que al estar en un centro no adscrito carecen de transporte. Diariamente tienen que desplazarse en bus urbano con la siguiente rutina: Despertarse a las 06.30 horas, tomar la línea 21 hasta la parada de Salgado Torres y caminar unos veinte minutos hasta el instituto. Para el regreso la rutina es la misma a la inversa. Al carecer de comedor, los niños no pueden cuadrar las frecuencias los martes y los padres han decidido que no vayan a clase.  

 

El CASO DEL IES ELVIÑA

Madres de alumnos
 

“Los niños no caben en la buses, porque hay una carencia de vehículos, aunque es algo que se ha venido solucionando; unos días llegan tarde los de Alborada y otros los de Elviña. Entre Primero y Segundo de ESO hay más niños que en el resto del instituto: 285 alumnos contra 275”
 

La versión de la Xunta

 

“Unha vez comezado o curso escolar recibíronse desde o centro novas peticións para engadir usuarios ao servizo de transporte escolar. A Consellería ten o compromiso de habilitar o transporte necesario para usuarios lexítimos en canto o centro escolar reporte a información”
 

 

EL CASO DE A SARDIÑEIRA

Saray Benito


“La Xunta te pone faltas por no ir a clase y te puede mandar una inspección de servicios sociales, pero si dejo a mis hijos sin comer me imagino que también. Tenemos pensada una protesta silenciosa, con los niños en el colegio y nosotros delante de la Xunta de Galicia, somos 25 familias afectadas”

La versión de la Xunta

 

“O alumnado da zona de Novo Mesoiro ten como centro de referencia o IES Elviña. Polo tanto, só disporían de servizo de transporte á Sardiñeira os nenos que, por falta de prazas en Elviña, tiveran que escolarizarse nese instituto. Estase analizando a situación, non temos constancia que se produza”
 

Los niños de Novo Mesoiro viven una odisea para poder ir a los institutos de Elviña y A Sardiñeira

Te puede interesar