Unos 250 antivacunas marchan por el centro para protestar por la política sanitaria de la Xunta

Los antivacunas marcharon desde la plaza de Galicia hasta la de María Pita | patricia g. fraga
|

Más de 200 personas sin mascarilla se congregaron en la plaza de Galicia, frente a la sede del Tribunal Superior de Xustiza para protestar por la política sanitaria de la Xunta en esta sexta ola de covid. No solo están en contra de la vacunación obligatoria, sino también de pasaporte, los toques de queda y de cualquier otra medida restrictiva, que consideran un ataque a los derechos fundamentales. La manifestación recorrió Los Cantones y la calle Real hasta la plaza de María Pita.

El acto estaba organizado pro la asociación de abogados Eleuteria, la Asociación Europea contra la Corrupción (AECC) y la asociación “La Reconquista”. En medio de gritos de “¡Libertad!’, los manifestantes se mostraron muy críticos con la acción del gobierno, y afirman que los protocolos sani8tarios están ahogando a las empresas y que la economía está arruinada.

También acusaron al Gobierno central y autonómico de mentir con la complicidad de los medios de información, a algunos de cuyos representantes que se encontraban en la manifestación increparon con gritos de “terrorista”. “No somos negacionistas, solo queremos que se cumpla la ley”, gritó uno de los oradores, en referencia a las sentencias de los tribunales que señalaron que algunas medidas restrictivas que habían adoptado los gobiernos eran ilegales. “¡El pueblo ha dicho basta!”, proclamó. Una pancarta a su lado, donde se podía leer “Hasta aquí hemos llegado”, insistía en este mismo punto.

Gritando “No es una vacuna, es veneno” y “Feijóo, la mía para tí”, acusaron al Gobierno de negligencia ante los numerosos suicidios, sobre todo de varones, muchos de los cuales habrían sido hoteleros, “que se están ahorcando en sus locales”, aseguraron. En este punto incluyeron también la ley de violencia de género, por separar a los padres de sus hijos. Y consideran que la vacuna no debe aplicarse a niños



Satanismo



Los manifestantes exigieron la dimisión tanto del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (que en uno de los carteles aparecía con una esvástica) como del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que aparecía igualmente siniestro en otro cartel. Según señaló el orador, el Gobierno es una “fiesta de masones, pederastas y satanistas” que impulsan un globalismo que quiere arrebatar el derecho a los españoles. El cartel que rezaba “Satanchez”, no dejaba lugar a dudas.


En algún momento, la épica dominó el discurso: mientras caminaban por la calle Real hubo un rifirrafe con algún testigo, que les increpó. La Policía Nacional intervino para separarles. “Es una batalla del bien contra el mal”, proclamaba un portavoz. El mismo relacionaba el número de los manifestantes, cercano a 300, con la historia del rey espartano Leónidas. "¡Somos como los 300 de las Termópilas!". Ya en María Pita, se encontraron con un inglés que les trató de payasos. “¡Fuck you!”, les gritó, para ser respondido con balidos que insinuaban que formaba parte del rebaño. 

Unos 250 antivacunas marchan por el centro para protestar por la política sanitaria de la Xunta