La intervención policial salva a una joven de 18 años que pretendía arrojarse por la ventana de un cuarto piso en el Barrio de las Flores

Agentes de la Policía Local y Nacional en una foto de archivo | Quintana
|

Agentes de la Policía Nacional y Local salvaron ayer, en una actuación conjunta, a una joven de 18 años que pretendía quitarse la vida arrojándose desde una ventana de su domicilio en el Barrio de las Flores. El suceso tuvo lugar a las 16.30 horas y la joven estaba colgando de la ventana cuando cuando los agentes consiguieron impedir que cayera al vacío desde un cuarto piso. Los primeros en llegar fueron los agentes municipales, que se encontraron con la madre de la víctima muy alterada. Resultó que no podían acceder a su habitación porque la adolescente había colocado una cómoda para atrancar la puerta y apenas podían abrir una rendija. Sin embargo, un agente municipal, asomándose por la ventana del dormitorio de al lado, consiguió agarrarla por un pie y hablar con ella hasta que los agentes de la Nacional entraron en su habitación y tiraron de ella para ponerla a salvo. Después fue asistida por sanitarios del 061 que la trasladaron al Chuac. La madre hizo entrega a los policías nacionales de la nota de suicidio que había dejado la adolescente.


Los especialistas remarcan que las muertes por sucidio nunca tienen un único detonante, sino que con el resultado de factores pscológicos, biológicos y sociales que tienen tratamiento. Las personas con conductas suicidas y sus allegados pueden recibir ayuda las 24 horas llamando al 112 o contactando con el teléfono de la esperanza 717 00 37 17.

La intervención policial salva a una joven de 18 años que pretendía arrojarse por la ventana de un cuarto piso en el Barrio de las Flores