Los hosteleros, sobre las restricciones: “A falta de 72 horas, nos destrozan todo”

|

Un nuevo mazazo. Así define el representante de los hosteleros coruñeses las medidas anunciadas ayer por la Xunta para el sector. Quedan dos días para la noche de Fin de Año, pero el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, ya la da por perdida. “A falta de 72 horas, nos destrozan todo”, dice.


Su enfado va más allá de la propia decisión del comité clínico, ya que lo que más le molesta son las formas. “Una vez más el gran afectado es el sector hostelero. No nos han llamado previamente ni han negociado nada. Ahora tenemos que reprogramar las compras, el personal y todo”, comenta Cañete.


Mientras reclama indemnizaciones por todas las restricciones, recuerda que el 17% de establecimientos hosteleros han cerrado en Galicia desde el estallido de la pandemia. “Acabamos de sufrir una oleada de cancelaciones por Nochebuena y ahora ocurrirá lo mismo este viernes. Lo poco que había programado se cancelará y no habrá ni cotillones ni nada”, añade. Lo que sí tiene claro el representante de los hosteleros coruñeses es el desenlace que tendrán las medidas anunciadas por la Xunta: “No impedirán que se reúnan 200 personas en una casa. Eso es lo que va a pasar, que las fiestas serán privadas y con menos control”.


Héctor Cañete quiere hacer un llamamiento al Gobierno autonómico, y es que “si siempre nos agradecen el esfuerzo, ¿por qué no lo agradecen con indemnizaciones y un poco de respeto?”, se pregunta tras conocer que no podrán usar las barras, que tendrán un aforo limitado y que el horario impuesto no permitirá desarrollar la actividad con normalidad. “La presión hospitalaria no dice que sea necesario cerrar la hostelería”, concluye.


Datos coronavirus

Mientras tanto, los casos activos de coronavirus en el área sanitaria de A Coruña y Cee continúan su aumento, ya que en solo siete días se han multiplicado por dos, aunque el ritmo de crecimiento de las hospitalizaciones es mucho menor, en comparación.


Así, las personas contagiadas en el distrito sanitario ascendían ayer a 4.914, 429 más que el lunes y casi el doble de las 2.530 que había siete días antes.


Los pacientes ingresados también aumentaron, pero en menor medida. Ayer eran 56 (seis en la UCI), cinco más que el pasado lunes y 16 más que una semana antes (aunque en aquel momento había siete personas en la UCI).


Por otro lado, el personal sanitario del Chuac tiene convocada una protesta mañana, a las 09.00 horas, para denunciar que la plantilla no es suficiente y que “non lles deixan librar nin descansar”, entre otras peticiones, aspectos que, señalan, repercuten en la atención al ciudadano.

Los hosteleros, sobre las restricciones: “A falta de 72 horas, nos destrozan todo”