La Guardia Civil investiga la velocidad de la lancha que mató al oftalmólogo coruñés

El operativo desplegado en el puerto de Sanxenxo | cedida

La Guardia Civil trata de esclarecer la velocidad a la que navegaba la embarcación que acabó con la vida del oftalmólogo coruñés Juan Manuel Tábara cuando nadaba en aguas de la playa de Silgar, en Sanxenxo, el pasado Viernes Santo. Según confirmó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, la Guardia Civil ya ha tomado las declaraciones oportunas a los implicados y testigos del accidente, y ya ha remitido al Juzgado de Instrucción número 3 de Cambados, en funciones de guardia, un primer atestado en el que se da cuenta del fallecimiento del bañista tras ser supuestamente golpeado por una lancha rápida de alta competición.

Miñones afirmó que se está elaborando un informe técnico para conocer la velocidad que llevaba la embarcación así como el lugar exacto en el que se produjo el accidente y su proximidad a la costa. Asimismo, fuentes judiciales han informado a Europa Press que cuando los agentes terminen las pesquisas, remitirán al juzgado una ampliación de ese primer atestado. Por el momento, han ratificado las mismas fuentes, no hay ninguna persona investigada judicialmente en relación a esta muerte, ni se ha citado a declarar a nadie en el juzgado todavía.



Trágico accidente


Los fatales hechos se produjeron el pasado Viernes Santo cuando el reconocido oftalmólogo, de 59 años, se encontraba nadando con un compañero en la playa de Silgar. Fue pasadas las 18 horas de la tarde cuando la embarcación que navegaba por la zona, no habría visto a los bañistas y arrolló a Juan Tábara que acabó falleciendo a consecuencia del fuerte golpe. Su compañero resultó ileso, y confirmó que Tábara nadaba con gorro de baño reflectante y arrastrando la boya de señalización de seguridad. Además, según la señal de su reloj GPS, el accidente se habría registrado a unos 169 metros de la orilla de la playa.

La investigación se centra ahora en determinar la velocidad de la lancha rápida en una zona que todavía estaba sin balizar por parte del Concello de Sanxenxo, al ser todavía temporada baja, aunque la normativa náutica establece que las embarcaciones que se aproximan a menos de 200 metros de la costa deben de hacerlo a una velocidad reducida sin sobrepasar los 3 nudos. 

La Guardia Civil investiga la velocidad de la lancha que mató al oftalmólogo coruñés

Te puede interesar