La Feria Medieval durará un día menos: se celebrará del 21 al 25 de julio

La Ciudad Vieja volverá a albergar la Feira das Marabillas | patricia g. fraga

La Feira das Marabillas acorta un día su duración este año y se celebrará desde el 21 hasta el 25 de julio. Representantes de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca) se reunieron ayer con técnicos municipales para ultimar los detalles de cara al desarrollo de esta edición.


Los puestos que conformen el mercado estarán distribuidos con una mayor separación para que haya menor concentración en ciertos puntos del casco viejo y, como novedad, la calle del Rosario también contará con la presencia de los comerciantes. “Es un evento consolidado desde hace 26 años para toda la ciudad. Un acontecimiento de dinamización comercial, turístico y familiar”, asegura el presidente de la asociación, Adolfo López.

 

“Es un evento consolidado desde hace 26 años. Un acontecimiento de dinamización comercial”

 

 


Este año la Feria Medieval pasa de durar seis días a cinco, algo que “no comprendemos muy bien, ya que es un evento que se autofinancia. De todas formas, siempre llegamos a acuerdos con el Gobierno municipal y hemos solventado las cuestiones que había que tratar”. La inscripción para acudir como comerciante a la feria todavía está abierta, y desde Aceca ya trabajan con gran intensidad y premura para que la celebración se lleva a cabo con la intención de que sea el gran empujón para el comercio de este barrio. También, en las próximas semanas, se hará llegar a todos los vecinos la información sobre el plan de Autoprotección, en el que se indicarán los horarios y las alternativas de aparcamiento durante la duración de la feria.

 

 

Inscripciones


Adolfo López informa de que los comerciantes que participen en el mercado tendrán habilitada una zona de estacionamiento detrás de la Hípica.


Sobre el nivel de inscripciones recibidas hasta el momento, el presidente de Aceca indica que “es similar al de otros años”, pero resalta “la alta presencia de coruñeses y gallegos interesados en participar”. En la Feira das Marabillas habrá música medieval, talleres para niños en María Pita y un evento que se desarrollará en el Archivo del Reino de Galicia.


Con la confianza de tener un gran impulso comercial, “es muy importante que este año se venda bien, porque esta es una zona complicada y los 360 días restantes del año no contamos con un plan de dinamización comercial”, considera. La feria sale adelante pese al rechazo vecinal sobre su duración. Esta, según el presidente de la entidad, Leonardo Méndez, era “la piedra angular” para un acuerdo. 

La Feria Medieval durará un día menos: se celebrará del 21 al 25 de julio

Te puede interesar