A Coruña se pone a la cabeza de Galicia en vehículos híbridos y eléctricos

El conductor de un vehículo eléctrico, durante el proceso de recarga | patricia g. fraga

A día de hoy, todavía es raro encontrarse con un coche eléctrico circulando por las calles de A Coruña. La lucha contra el cambio climático empieza por modificar los hábitos de circulación, y eso significa depender menos del combustible fósil y emplear el transporte público o, en su defecto, los vehículos eléctricos e hibridos. Sin embargo, el hecho de que estos últimos sean mucho más caros que los convencionales los hace menos populares. Sin embargo, informes de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) apunta a que A Coruña es la ciudad gallega con más vehículos de este tipo. Apenas suponen el 0,49% del total de España (674.000 en2020), pero eso le pone por delante de otras ciudades, como Vigo o Santiago.

En realidad, y en contra de lo que pudiera parecer, un 0,49% es una parte bastante significativa del total nacional, y A Coruña se encuentra no solo a la cabeza de las ciudades gallegas en la adopción del vehículo eléctrico o híbrido, sino en mitad de la tabla a nivel nacional. Solo Madrid, alberga el 12%, tiene una proporción importante de este tipo de coches, mientras que incluso grandes metrópolis como Barcelona apenas superan el 3%1,%. Ciudades como Valencia (1,46%) o Vitoria (0,60%), famosa por sus medidas medioambientales contra el tráfico, superan ampliamente a la ciudad herculina, pero ésta se encuentra en un honroso número 25 de este ránking, con Vigo pisándole los talones.

Mucho más abajo se encuentra Santiago de Compostela, con solo un 0,23%, Lugo (0,18%), Ourense, con un 0,15%, mientras que Pontevedra solo cuenta con un 0,13% de sus vehículos híbridos o eléctricos en su parque automovilístico, según las estadísticas de las aseguradoras. Por otra parte, en el mismo informe señalan la importancia de los otros tipos de motor, como el de gasóleo, el más contaminante, en la lucha contra la polución. A ese respecto, hay que señalar que más del 59% de los vehículos coruñeses son diésel. Es uno de los porcentajes más bajos de toda Galicia con respecto a las otras grandes ciudades, tanto si se la compara con Vigo (que tiene un 63,12% de vehículos diésel) como Santiago, que cuentan con un 69,9%.


Puntos de recarga


Por supuesto, uno de los principales problemas de los que adolece A Coruña es la falta de una red de puntos de recarga para estos vehículos. El Gobierno local tenía intención de reestructurar los que existen en la ciudad para darles un nuevo impulso, desplazándolos a zonas más periféricas. Hay que recordar que los puntos existentes (once) en toda la ciudad) se instalaron de forma casi pionera durante el Gobierno del socialista Javier Losada pero solo llegaron a estar activos unos pocos meses.

Por aquel entonces (en 2011), la empresa Blue Mobility puso en marcha este servicio. Pero, a pesar de contaba con la ayuda de una subvención europea de 230.000 euros que invirtió el Ayuntamiento y que se esperaban ventas “masivas” de vehículos eléctricos en 2012, nada salió como se había calculado y se fue a la quiebra.

El objetivo del Gobierno local es que el propio sector privado atienda la demanda del vehículo propio eléctrico, ya sea en el garaje, o en un centro comercial o un aparcamiento público, mientras que el nuevo sistema de recarga eléctrica estará pensado para los visitantes, ya sea por placer o negocios, o para los turistas. Eso implica ubicarlos en puntos más periféricos. 

A Coruña se pone a la cabeza de Galicia en vehículos híbridos y eléctricos

Te puede interesar