La comida tailandesa abandera el paso de lo exótico a la normalización

Uno de los cocineros de Thai Market prepara un wok de noodles | quintana

Han pasado ya 37 años desde que la señora Lin decidió convertirse en pionera y abrir el primer restaurante chino en A Coruña, el Town. Más allá de algunos clichés que llegaban por el boca a boca, o de platos de exótica resonancia, cada vez que uno se adentraba en el local de la avenida de Finisterre experimentaba una suerte de viaje a lo desconocido, aderezado con multitud de leyendas urbanas respecto al origen o producción de los alimentos. Contra ese desconocimiento, y ciertas dosis de perjuicios y prejuicios propios del mismo, tuvo que abrirse camino un establecimiento, que sigue en pie y goza de buena salud. Hoy en día, es difícil encontrar a alguien que no haya probado un rollito de primavera, un arroz tres delicias o el cerdo agridulce.

Pero la ciudad ha pasado ya a una suerte de segunda o tercera fase en la internacionalización de su oferta, y ya alterna con la misma normalidad una tortilla de patatas al estilo de Betanzos que un Nasi Goreng o un Pad Thai: el primero un arroz indonesio de adopción tailandesa y el segundo un orgullo nacional que lleva en su denominación la mejor promoción. Es precisamente esa denominación, Thai, la que parece haberse ganado el corazón y la preferencia de los coruñeses desde el 22 de diciembre del 2015. Fue entonces cuando decidió abrir sus puertas el pequeño Thai Market, situado en la avenida de La Marina, frente al teatro Colón, y que a pesar de su pequeño tamaño ha servido de escuela para toda Galicia. Su propietario, Javier Domínguez, recuerda cómo ha cambiado esa cultura en seis años y medio: “Hoy todo el mundo conoce el Nasi Goreng, pero cuando empezamos a ofrecerlo a la gente le gustaban los nombres y teníamos que ponerle números a los platos para que se entendieran cuando pedían; fuimos los primeros en traer a Galicia la comida tailandesa”. 




6  países

asiáticos están representados en el mapa gastronómico de A Coruña: China, Japón, Tailandia, Corea del Sur, India y Vietnam 



Hoy, incluso se han convertido en una suerte de escuela. “Los cocineros los formamos nosotros, normalmente desde cero, porque nuestro primer cocinero y su segundo eran indonesios y hemos hecho un manual para que lo manejen los ayudantes”, explica.

Al Thai Market le siguieron el Koh Lanta, en San Andrés, en el año 2017, así Thai Bangkok Cuisine en agosto del 2021, este último en el número 9 de la avenida de Calvo Sotelo. Recientemente, la calle de la Franja fue testigo del fallido paso de Katta Thai, con apenas unos meses de vida. Sin embargo., los restaurantes de más reciente apertura con referencias asiáticas incluso ,mezclan lo japonés –la burbuja del sushi parece no tener fin–, chino y tailandés con aportaciones indonesias.

La llegada del coreano Seul Soul en Emilia Pardo Bazán, así como del vietnamita la calle Alameda demuestran la predilección de los coruñeses por lo oriental a la hora. 

La comida tailandesa abandera el paso de lo exótico a la normalización

Te puede interesar