lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El comercio de A Coruña espera que las “zonas deprimidas” se reactiven con el banco de locales en alquiler

Un local sin actividad en la calle de la Falperra | Quintana

El programa ‘Mover os baixos’, puesto en marcha por el Gobierno local y la Marea Atlántica, busca poner fin a la problemática de los locales comerciales vacíos mediante la creación de un banco de bajos en alquiler. El comercio local confía en que esta iniciativa aporte un empujón a las zonas que están perdiendo interés comercial, como Os Mallos, la calle Real, Monte Alto o la Sagrada Familia, entre otras. 


Las denominadas por el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), José Luis Boado, como “zonas deprimidas”, han vivido durante los últimos años una fuga de comerciantes por el alto coste de los arrendamientos, entre otras razones. En la calle Real, por ejemplo, la cifra de locales sin actividad asciende hasta los veinte, algo especialmente preocupante si se tiene en cuenta que es una de las arterias comerciales de la ciudad.

 

Garantía y efecto llamada


La clave es, según Boado, la garantía de estabilidad. “Un alquiler razonable con garantías sería positivo. Facilitar a los nuevos emprendedores una garantía de que estén ahí instalados varios años. A día de hoy el valor de los locales se ha duplicado y en zonas como la calle Real los propietarios prefieren tener el negocio vacío a rebajar el precio”, dice, mientras añade que habría que congelar el alquiler cuando un comercio cierra, ya que el nuevo arrendador suele sufrir una subida de precio.
 

Si el comercio de proximidad da “luz y vida” a las calles y sirve como motor económico de la ciudad, estas zonas donde se apaga poco a poco necesitan un rescate urgente. Aquí es donde entra en juego el “efecto llamada”. “Si un local sale al mercado a precio bajo, hará que el resto también descienda su coste, lo que generará un precio justo de alquiler”. Este último punto también beneficiaría a los barrios, ya que, por ejemplo, si en la Sagrada Familia arrendar un negocio fuese más accesible para los nuevos emprendedores, “preferirían instalarse allí en vez de en la ronda de Outeiro”, explica el presidente de la FUCC. 

El comercio de A Coruña espera que las “zonas deprimidas” se reactiven con el banco de locales en alquiler

Te puede interesar