El comercio afronta la Semana Santa optimista por la llegada de turistas

Un hombre camina junto a un comercio de muebles en el centro de la ciudad | quintana

Los comerciantes locales afrontan la Semana Santa con ilusión y optimismo, pero son conscientes de que la llegada de turistas a la ciudad no repercutirá de la misma forma en todas las áreas. Si bien las zonas turísticas, como la calle Real, plaza de Lugo o San Andrés, entre otras, gozarán de un gran empujón, los barrios, si nada lo impide, no podrán decir lo mismo.

El tesorero de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), Abel Caballero, asegura que “estamos con mucha ilusión, con ganas de turismo y ganas de ver llenas las calles. Lógicamente, las zonas más turísticas serán las que se vean beneficiadas, una época en la que las áreas periféricas tendrán un bajón grande en venta, ya que la gente suele marcharse de los barrios”.


José Luis Boado es reelegido presidente de la FUCC, con tan solo dos abstenciones entre los federados



Eso sí, la tendencia podría cambiar debido a la coyuntura económica actual derivada de la crisis de Ucrania. “Puede que esto haga que los barrios sigan llenos por la falta de dinero para hacer turismo y salir de casa”, añade. De cara a los próximos meses, Caballero recuerda que el comercio de barrio “sigue donde lo dejamos”, es decir, en los bajos comerciales a pie de calle, “que esperemos que el sol y las vacaciones puedan dar la cantidad de gente que merece nuestra ciudad y, por lo tanto, aportar alternativas para la actividad comercial”, explica.

La FUCC acaba de celebrar sus elecciones, en las que la candidatura de su presidente, José Luis Boado, ha logrado de nuevo la confianza de los federados, con tan solo dos abstenciones. Próximamente se enviará el cambio de directiva a la Xunta, que afecta a la secretaría en Distrito Oza.

Boado, hace un par de semanas relató la situación del sector tras la crisis de suministros que hubo por la huelga de transportistas: “Hay tristeza y apatía entre la gente, pero ojalá todo pueda estabilizarse pronto. De momento, lo que vemos es que la recuperación es lenta y las previsiones de la gente son nefastas, por lo que los clientes deciden ahorrar y no consumir hasta que todo esté más calmado”.



Apoyo


En un momento de “frenazo” en la actividad, el presidente de la FUCC definió la complicada situación a la que se enfrentan los comerciantes a día de hoy, ya que muchos podrían verse obligados a cerrar sus negocios en un futuro cercano.

Por su parte, el presidente de Distrito Mallos, José Salgado, pidió la celebración del Día del Pequeño Comercio.

El comercio afronta la Semana Santa optimista por la llegada de turistas

Te puede interesar