El chabolista de A Pasaxe rechazó todos los pisos que le ofrecieron

El poblado está cerrado en algunos puntos con grandes bloques de hormigón | martín regueiro

La situación en el poblado de A Pasaxe, en los terrenos de la antigua Conservera Celta, permanece estancado. Fuentes municipales señalan que el último chabolista permanece allí, sin que los servicios sociales hayan conseguido convencerle de trasladarse. Según reconocen sus abogados, la Concejalía de Bienestar Social les ha ofrecido no menos de seis opciones distintas de traslado, pero ninguna le convence, así que, se mantiene en su infravivienda, él y dos de sus hijos.


Ya hace un mes, la concejala de Bienestar Social, Yoya Neira, insinuó que las conversaciones con el último habitante del antiguo poblado de A Pasaxe estaban llegando a un punto muerto. Entonces le habían ofrecido cuatro viviendas y estaban pendientes de una quinta. En todo caso, hay que aclarar que se trata de ofrecer una casa con alquiler subvencionado durante un período de tiempo y no “dársela” simplemente.


La edil siempre insistió en que la marcha es innegociable, primero porque es necesario desde el punto de vista de intervención social, para integrar tanto al chabolista como a sus hijos. Y segundo, porque la situación en la que se encuentran es alegal, al vivir sobre unos terrenos que son dominio marítimo terrestre.


Negociación

Sus abogados lo ven de otro modo. Ellos sostienen que todo habría acabado ya si la concejala se hubiera reunido con ellos. Eso sí, aclaran que su cliente no está a favor de un piso de alquiler, porque supondría un cambio muy brusco en su modo de vida. Él es chatarrero (o lo era, dado que tiene problemas de salud) y necesita espacio para ejercer su oficio. Una ayuda en ese sentido, señalan, sería más beneficioso que pagar un alquiler.


Desde Bienestar Social señalan que conocen las condiciones de cada habitante, y que siempre han intentado buscar una salida personalizada a cada problema, mientras que los representantes legales señalan que la atención personalizada que destaca Neira es difícil de distinguir, a veces, de la presión para que el chabolista acepte la salida de que le ofrecen.


En todo caso, la situación se ha estancado en estos dos meses. La responsabilidad compete a Demarcación de Costas, que es el organismo que puede acudir al juzgado para pedir un desalojo forzoso, pero los abogados asegura que su cliente tiene derechos adquiridos y pelearán.

El chabolista de A Pasaxe rechazó todos los pisos que le ofrecieron

Te puede interesar