Las cámaras de La Marina sancionan a niveles previos a la pandemia, con más de 40 multas al día

Las cámaras llevan vigilando La Marina desde abril de 2017 | patricia g. fraga

El regreso a la normalidad implica también tropezar con las mismas piedras, incluidas las sanciones de tráfico. Uno de los puntos negros de la ciudad en ese sentido, quizá el mayor, son las cámaras de La Marina, las cuáles, desde su instalación en abril de 2017, han multiplicado el número de multas que tramita el 092. El año pasado, la cifra fue de 15.725. Es decir, más de 40 sanciones al día, según fuentes municipales.


Esto supone un incremento importante con respecto a 2020 cuando, a pesar de los confinamientos y las restricciones al a circulación, las cámaras captaron 10.814 sanciones. Por tanto, el año pasado se incrementaron un 31% y Hay que decir que esta cifra supera las de 2019, antes de la pandemia de las que 14.303 fueron captadas por las cámaras de La Marina. Todo parece indicar que el descenso en el número de infracciones se ha estancado, después de que en 2018 fuera de 22.220, y que las cámaras de La Marina seguirán siendo por un tiempo una de las principales fuentes de sanciones del 092: cerca del 16% del total que la Policía Local tramita a través de Emvsa.


Fuentes de la Policía Local recuerdan que transcurrió un año desde que se restringió el tráfico La Marina, y su prolongación de la avenida de Montoto, hasta O Parrote, antes de que se instalaran las cámaras, y que la señalización indicando la dirección prohibida y los desvíos obligatorios están marcados en varios puntos desde Linares Rivas. Sin embargo, siguen siendo docenas de conductores los que acaban cometiendo este error que les lleva a ser sancionados una y otra vez, desde la sala de pantallas.


Vigilancia telemática

Por otro lado, A Coruña es la ciudad gallega con más cámaras sancionadoras activas, y no solo de circulación. Por ejemplo, A Coruña es la única que tiene cámaras de Vía Prioritaria Vigilada (VPV) como se denominan las que sancionan por aparcar incorrectamente. En el resto de las grandes ciudades gallegas existen cámaras de control de acceso en los cascos históricos, semejantes a los sensores de La Marina, pero ningún municipio ha hecho una puesta tan decidida como el de A Coruña por las cámaras sancionadoras, de las que ya existen 62, según el cómputo del Ayuntamiento, repartidas entre 25 puntos de control.


Pero a estas 62 que se encuentran en vías como Juan Flórez, Médico Rodríguez, la avenida de Oza, 

Fernando Macías, la ronda de Outeiro o Federico Tapia, hay que sumar las 57 cámaras de control de tráfico. Hay que señalar que Vigo cuenta con cerca de un centenar de aparatos de videovigilancia de tráfico, pero ninguno para sancionar, así que A Coruña va muy por delante de la ciudad olívica en este campo, convirtiéndose así en la urbe más “videovigilada” de Galicia, por lo menos en lo que respecta al tráfico.


Y además, hasta completar las más de 180 cámaras, existen lo que se denomina puntos de control de zona peatonal regulada en el centro de la ciudad, en calles como la de la Estrella: son en total 26 puntos, entre los que se distribuyen 54 cámaras, aunque estos sensores están activos pero nunca han sancionado.

Las cámaras de La Marina sancionan a niveles previos a la pandemia, con más de 40 multas al día

Te puede interesar