lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El Ayuntamiento de A Coruña intenta reformar de nuevo los equipamientos en el PGOM

La parcela de la Maestranza número tres es la que el Gobierno local pretende paralizar la actividad durante dos años | javier alborés

El Gobierno de Inés Rey encara para su próximo pleno una importante modificación del Plan General de Ordenación municipal (PGOM), la Norma Zonal 8, que afecta a los equipamientos, tanto públicos y privados y que, además, blindará de forma temporal   la parcela tres de la Maestranza. Por eso aguardan el cambio con ansiedad instituciones educativas y sanitarias, pendientes de que se apruebe para poner en práctica sus proyectos de ampliación: Las Esclavas, la Universidad, Cesuga o varios hospitales se encuentran entre dichas entidades. De momento, el texto se tiene que debatir y aprobar el lunes en la Comisión de Urbanismo.

 

El proceso comenzó en 2017, puesto que la norma dio problemas casi desde que se implantó


La razón por la que tantas instituciones esperan esta modificación es que les facilitará construir más equipamientos. A día de hoy, es necesario elaborar un estudio de detalle incluso para la construir un pabellón deportivo, o hasta simplemente techarlo, con los retrasos y gastos que supone. Esto beneficia, por ejemplo, a Las Esclavas, o a la Universidad, en su campus de Elviña, porque le permitirá manejar su edificabilidad de manera global de elaborar un estudio de cada proyecto. En resumen, será más manejable.


Paralización


Pero también se pretende congelar durante dos años cualquier trámite (planes de desarrollo, instrumentos de gestión del suelo, licencias de parcelación, proyectos de urbanización...) que entren en contradicción con la normativa, lo que dificultaría construir en algunos puntos que el Gobierno local considera sensibles, como por ejemplo los espacios libres en los polígonos de Los Rosales y O Ventorrillo, que pasan a ser de calificación privada, el edificio de la antigua sede de la Telefónica, en San Andrés, o la ya citada parcela de la Maestranza.

 

El Gobierno local ya ha intentando llevarla a pleno en varias ocasiones, para retirarla en el último momento

 


Conviene recordar que, las otras dos parcelas ya fueron vendidas hace años por Defensa a una promotora de cara a construir allí viviendas, aunque en la parcela dos se han encontrado restos arqueológicos de la muralla que ceñía la ciudad, lo que ha obstaculizado los planes urbanísticos de la promotora. De aprobarse la modificación, se blindaría la tercera parcela.


Pero no será la primera vez que el Gobierno local lleve estos cambios al hemiciclo municipal, o casi: el anterior concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Juan Díaz Villoslada, estuvo a punto de presentarlo el año pasado, pero no consiguió el apoyo de otros grupos, necesario para un Gobierno como el de Inés Rey, que solo cuenta con diez concejales en una cámara de 27. Así que fue necesario retirar el documento y ha sido el sucesor de Villoslada, Francisco Díaz, el que tendrá que gestionar la esperada reforma.  


Documentos a examen


La oposición ya está examinando los pormenores del documento de cara a su debate el lunes, aunque es posible que algunos grupos reserven su voto hasta el mismo día del pleno, que está programado para el 13. El PP ya había preguntado por esta cuestión varios plenos atrás, preocupado porque se demorara una modificación tan importante.


En realidad, el proceso para modificar la norma en la NZ8 viene de más atrás. El PGOM de 2013 la alteró y se aprobó definitivamente en 2017 pero dio problemas casi desde el principio: era demasiado rígida, e impedía el desarrollo de la mayor parte de los equipamientos de titularidad privada, impidiendo prestar el servicio público para los que fueron destinados. En octubre de ese mismo año se comenzó el expediente para cambiar el texto., pero este no se redactó hasta 2020, cuando la documentación necesaria ya estaba lista, se encontraron varios errores y hubo que enmendarlos. Se propuso llevarlos a pleno en octubre de 2021 y luego en julio de este, mismo año, tras modificarla aún más.


Conviene recordar que para modificar el PGOM es necesario conseguir la mayoría absoluta dentro del pleno, y aunque se han hecho modificaciones parciales, algunas bastante significativas, como la que compete al nuevo Chuac, en otras ocasiones el Gobierno local no ha conseguido hacerse con los votos necesarios. Un ejemplo de ellos fue la modificación de la zona del Agra do Orzán donde se pretendía hacer un parque, y que al final, por imperativos legales, tendrá que acoger también viviendas. También esta endiente de un nuevo intento. 

El Ayuntamiento de A Coruña intenta reformar de nuevo los equipamientos en el PGOM

Te puede interesar