La Autoridad Portuaria gestiona la adquisición de dos grúas para conservarlas como patrimonio

Una grúa en el muelle de Calvo Sotelo, en el puerto coruñés | javier alborés

La Autoridad Portuaria de A Coruña gestiona la adquisición de dos grúas veteranas del Puerto Interior para conservarlas e integrarlas como patrimonio industrial en los espacios portuarios que se abren al uso ciudadano. Con el traslado de la actividad al Puerto Exterior, las empresas operadoras han renovado sus medios mecánicos con equipos de última generación, con mayor capacidad portante, por lo que las grúas de mayor antigüedad quedarán fuera de uso.

En este contexto, la Autoridad Portuaria ha entablado conversaciones con las empresas con el objetivo de mantener dos grúas en el recinto portuario, dado que son elementos muy característicos y significativos del puerto coruñés y de la propia ciudad, simbolizando toda una historia portuaria y laboral en el tráfico comercial y la carga y descarga de mercancías. La intención de la Autoridad Portuaria es mantener las dos grúas en el muelle de Calvo Sotelo, que será el próximo en abrirse al uso ciudadano a partir del próximo verano, continuando así la positiva experiencia que se inició con el muelle de Batería, una vez que ya ha dejado de tener uso portuario.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, indicó que las grúas serían conservadas como piezas icónicas de la arquitectura industrial de la ciudad, en el marco de un planteamiento global que, en la futura transformación del ámbito de Batería y Calvo Sotelo, pretende preservar la historia del puerto con la recuperación de elementos que identifiquen la identidad portuaria coruñesa y contribuyan a dar a conocer su legado.





Historia


En 2009, la Autoridad Portuaria ya había acometido la restauración de otra grúa, la número 6, con más de cien años de antigüedad, que está situada en una glorieta a la altura de la plaza de Orense. En esta ocasión, se pretende que las máquinas queden expuestas en los puntos en los que operaban, es decir, en el cantil del muelle de Calvo Sotelo, una en la cara norte del muelle y otra en la cara sur. Otra grúa que ya está fuera de uso, ubicada actualmente en el muelle de Calvo Sotelo sur, será desmontada y retirada del puerto en las próximas semanas.

Por otra parte, el salón de actos Arao, en Palexco, acogió este lunes la puesta de largo del proyecto de la conexión ferroviaria a Punta Langosteira. La presentación tenía como objetivo concienciar a empresarios y a otros colectivos allí reunidos (unas 150 personas) de lo significativo del proyecto. Y por eso intervinieron varios expertos, que recalcaron que construir la vía férrea que une punta Langosteira con la red permitirá aumentar su área de influencia comercial.



La Autoridad Portuaria gestiona la adquisición de dos grúas para conservarlas como patrimonio

Te puede interesar