Amplían la zanja de la avenida de Os Mallos para continuar la reparación subterránea

Vista de la zanja de la avenida de Os Mallos | Quintana

El miércoles se cortaba al tráfico una parte de la avenida de Os Mallos debido al posible hundimiento de la vía. Lo que en un principio era un agujero de un par de metros de largo ayer se extendía a modo de zanja, ampliando su tamaño considerablemente.


La zanja en cuestión se encuentra en la avenida, entre las calles de Noia y de Ramón Cabanillas. La rotura de una tubería habría provocado el minado del subsuelo, creando un hueco que provoca el peligro de hundimiento.


Desde el miércoles se está trabajando en la zona. Para poder efectuar las actuaciones se está picando la zona de la calzada afectada, lo que está permitiendo ver la zanja de grandes dimensiones, que ayer se extendía por, aproximadamente más de diez metros, aunque las zonas delimitadas para picar eran aun más largas.


Los trabajos, según las previsiones iniciales, se prolongarán durante las próximas tres semanas. No es la primera vez que se tiene que efectuar una actuación similar en la avenida, aunque de menor calado, como ya ocurrió a principios del pasado año.


Tráfico

Estas obras han obligado a reordenar el tráfico en la zona, desviando el mismo por la calle Noia, para acceder a la ronda de Outeiro desde Oidor Gregorio Tovar, o subir a la avenida de Arteixo desde la calle Vizcaya. Todo esto provocó que el tráfico fuese más denso de lo normal.


Además, se ha tenido que desviar también la línea 11 a su paso por la avenida, tan solo unos meses después de haber recuperado su recorrido. 

Amplían la zanja de la avenida de Os Mallos para continuar la reparación subterránea

Te puede interesar