Los accidentes en Alfonso Molina se duplicaron en 2021 respecto a 2019

La avenida de Alfonso Molina registró ayer por la mañana y una aparatosa salida de vía, afortunadamente sin heridos

Cada vez que el cielo descarga con fuerza, aumenta la densidad del tráfico y con él, la probabilidad de accidentes. Poco antes de las diez de la mañana se registró uno en Alfonso Molina, afortunadamente sin heridos. Consistió en una salida de vía de una furgoneta de telecomunicaciones cuyo conductor perdió el control según él, por un reventón. Fue justo pasado el cruce de la avenida de San Cristóbal, en dirección entrada de la ciudad, y la furgoneta quedó suspendida sobre la canalización, ofreciendo una imagen curiosa, a pesar de que los accidentes de tráfico se están volviendo cada vez más comunes en la principal vía de entrada y salida de la ciudad: en 2021 los siniestros recogidos por la Policía Local crecieron más de un 50%, pasando de 22 en 2019 a 49 el año pasado.

Hay que tener en cuenta que la Policía Local no registra la mayor parte de los siniestros: solo aquellos que no se saldan con un parte amistoso, en los que ha habido que lamentar heridos o que han causado daños a la propiedad pública. Es decir, que la cifra real es mucho mayor, y hay que tener en cuenta que, en contra de lo que pueda parecer, la cifra apenas bajó durante la pandemia.

Es más, la gran mayoría de los accidentes se saldan solo con un buen susto. En el caso de ayer, después de dar varias vueltas sobre sí mismo, el conductor salió por su propio pie junto con su compañero. El mayor daño que sufrieron fue la lluvia torrencial que les cayó encima mientras esperaban una grúa que pudiera sacar la furgoneta de la zanja donde se había metido, algo que tardó cerca de una hora. Muchos accidentes en sentido salida tienen lugar en la unión con la AP-9, donde el tráfico se cruza y ofrece peligro. En sentido entrada, en cambio, el siniestro suele ocurrir a la altura de Carrefour, nuevamente por el cruce de tráfico proveniente de la avenida de San Cristóbal, y consisten casi siempre en alcances que se saldan solo con daños materiales.

Un tercer punto peligroso, en sentido salida es la conexión con la carretera de A Coruña a Santiago, cuando los vehículos toman la salida hacia puente de A Pasaxe a demasiada velocidad, y acaban en la cuneta.


Ronda de Outeiro


Por otro lado, Alfonso Molina no es, ni mucho menos, la vía coruñesa en la que más accidentes se generan, aunque sea sin duda la que más tráfico soporta, con cien mil vehículos entrando y saliendo cada día por el área metropolitana. La ronda de Outeiro, con sus cerca de cinco kilómetros de largo que atraviesan la ciudad, sigue en cabeza, con 143 siniestros.

En la avenida de Arteixo, otro de los principales accesos a la ciudad, la Policía Local registró 69 siniestros. En el caso de la ronda de Outeiro, estas cifras implicaron un incremento tan importante como Alfonso Molina, de un 130%, mientras que e el caso de la avenida de Arteixo, el incremento fue solo de un 28%. Fue la tónica general en 2021. 

Los accidentes en Alfonso Molina se duplicaron en 2021 respecto a 2019

Te puede interesar