El 98% de los farmacéuticos creen que la salud mental empeoró desde el inicio de la pandemia

Héctor Castro, Ana González y Rosa Álvarez con el cartel de la nueva campaña del COFC sobre salud mental | Pedro puig

El 98% de los farmacéuticos de la provincia de A Coruña creen que la salud mental de la población general empeoró a causa de la pandemia y de situaciones como la guerra de Ucrania, según se desprende de una encuesta que realizó el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña (COFC), en el marco de una nueva campaña de concienciación centrada en la salud mental.

Esta acción fue presentada ayer por el presidente del COFC, Héctor Castro, que estuvo acompañado por la presidenta del Colegio Oficial de Psicología de Galicia, Rosa Álvarez Prada, y por la presidenta de Salma Galicia, Ana González Novás.

La campaña se extenderá por las 570 oficinas de farmacia de la provincia, por las que se distribuirán carteles con clichés sobre las frases que se acostumbran a decir “cuando alguien explica sus sentimientos”, comentaba Héctor Castro.



Objetivos


Esta iniciativa busca “poner encima de la mesa” esta problemática, “que no es nueva”, pero que se ha hecho “más visible” en el contexto de la pandemia.

El motivo para elegir las farmacias, tal y como indicaba la presidenta del colegio de psicología, es que “son moi bos termómetros da saúde da comunidade”.

La encuesta que realizó el COFC sirvió para que los propios boticarios mostraran, de primera mano, que la salud mental de la población ha empeorado, lo que se tradujo en aumentos de las consultas y de las peticiones de medicamentos o similares, que no se pueden dispensar sin receta. Los cuadros de insomnio y ansiedad son cada vez más frecuentes, detallaba Castro, que añadía que las situaciones ya diagnosticadas se están viendo empeoradas.

“O deterioro pola pandemia é evidente”, afirmaba, por su parte, Álvarez Prada, que llamaba ayer a poner el foco en el “estigma social”: “a xente non fala abertamente”, aseguraba.

“Son normais a ansiedade ou os trastornos do sono, pero teñen que tratarse”, explicaba, y apuntaba a la necesidad de una mayor implicación de las administraciones y de disponer de las herramientas necesarias para la prevención de problemas derivados de estos trastornos.

González detallaba que Galicia supera en “un 71% la media española de consumo de antidepresivos” y es “líder” en consumo de tranquilizantes y somníferos, por lo que ponía en primer plano la necesidad de actuar al respecto.



Estadística


Ya en el año 2006, la encuesta de salud del Instituto Galego de Estatística (IGE) apuntaba que más de 476.000 gallegos tenían depresión o algún trastorno mental.

Durante la presentación de ayer, González apuntaba a que, en la actualidad, en torno a una cuarta parte de la población de Galicia tenía algún problema crónico relacionado con la salud mental y que, de manera indirecta, estaría afectada la mitad, confirmando un aumento de incidencia en los últimos años. 

El 98% de los farmacéuticos creen que la salud mental empeoró desde el inicio de la pandemia

Te puede interesar