La Policía Local supervisa la nueva rotonda de la ronda de Nelle

Los agentes dirigieron el tráfico durante varias horas | pedro puig
|

La nueva rotonda de la ronda de Nelle, que regula desde el viernes su cruce con la avenida de Arteixo, vivió ayer su primer lunes. Lo hizo bajo la supervisión de la Policía Local, que desplegó allí una patrulla para controlar el tráfico a pesar de que, en un principio, la rotonda está completamente operativa. Es un dispositivo que fuentes municipales aseguran que es “de carácter puntual”.

De hecho, solo se despliega durante las horas punta, cuando hay más tráfico. En un principio, no se registró ningún embotellamiento, a pesar de que en las navidades, el tráfico suele ser más denso, aunque la rotonda ralentizó la circulación, como es habitual, hay que señalar que en el mismo punto ya había un paso de cebra regulado por semáforo. La labor de los policías locales permitía acelerar el paso cuando era necesario.

Por el momento, el dispositivo se mantendrá, hasta que los coruñeses se hayan acostumbrado a este nuevo cruce. Además, aunque las obras estén casi concluidas, todavía es necesario concluir la glorieta, así como urbanizar las avenida de Arteixo a uno y otro lado, aumentando la anchura de las aceras y reordenando el aparcamiento. .


Reducción de los últimos años


La ronda de Nelle ha perdido en lo que va de mandato sus dos viaducto (el anterior se hallaba en el cruce de la avenida de Finisterre,

algo posible gracias a la Tercera Ronda que redujo su tráfico en caso un 33% en cinco años, según

la Concejalía de Movilidad. Cuando la AC-14, más conocida como la Tercera Ronda, se abrió al tráfico el 14 de marzo de 2015, el entonces concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, calculó que la recorrerían a diario 50.000 vehículos.

Nunca llegó a esa cifra, pero tuvo como efecto inmediato el desplome del tráfico en la ronda de Nelle: en 2014 la Intensidad Media Diaria (IMD) era de 21.582 vehículos, pero a partir de entonces, cayó más y más cada año, hasta llegar a los 14.453 en 2019. Un descenso similar se ha registrado en la ronda de Outeiro en los últimos años, pasando de 27.312 vehículos diarios en 2014 a 21.452 en 2019.


En cambio, la avenida de Arteixo se ha mantenido estable en torno a los 18.000, pero la mayor parte de este tráfico se desvía antes de llegar a la ronda de Outeiro de ahí que no se teman los embotellamientos. 

La Policía Local supervisa la nueva rotonda de la ronda de Nelle