El Depor da la talla en la Copa del Rey

El Deportivo plantó cara a un equipo de Primera División en Riazor | patricia g. fraga
|

El Deportivo dio la talla ante todo un Primera División como Osasuna en la Copa del Rey. Obligó a los navarros a sacar a algunos de sus mejores jugadores, como Kike García, el gran protagonista en el conjunto rojillo, y planteó el partido con suplentes de Primera RFEF. Demostró el Depor que tiene fondo de armario y potencial, que hay argumentos. Cayó, pero dispuso de ocasiones para, al menos, forzar la prórroga. Además, Osasuna marcó su primer gol con una falta previa a Villares y en el tercer minuto del descuento del primer periodo en el Abanca-Riazor.

Se lo tomó en serio el Atlético Osasuna y no fue menos el Deportivo. El conjunto coruñés es de Primera Federación, pero es más difícil con su cartel poder dar la sorpresa como otros equipos de esta misma categoría. Riazor sigue siendo un escenario de Primera División por más que ahora el equipo herculino esté dos peldaños por debajo.

Con la baja de Pablo Brea, que no pudo tener la revancha de su flojo debut ante el UCAM Murcia, el preparador deportivista situó a Ian Mackay bajo palos y mantuvo el sistema habitual, el 4-3-3, con tendencia al 4-2-3-1 y suplentes habituales, a excepción del portero. Sacó a relucir, como en la anterior eliminatoria, casi todo lo que hay en la plantilla. Noel fue el delantero de referencia,

Osasuna sobó el esférico y Ontiveros dejó constancia de su calidad a los cuatro minutos con un caño a De Vicente y un disparo a las manos de Mackay. El Deportivo tenía una prueba de fuego por delante.






Villares adelantó metros para comportarse casi como segundo delantero a la misma altura de Noel. Por los dos pasó el balón en el primer intento de los blanquiazules, un disparo de Carlos Doncel que se fue alto. El Deportivo quería ser, a su manera, protagonista.

Osasuna fue muy vertical cuando recuperó el cuero y eso obligó al Deportivo a multiplicar los esfuerzos defensivos y las ayudas. El equipo necesitaba descaro en campo contrario y eso lo tuvieron Trilli y Doncel superado el cuarto de hora de partido. Se asociaron de manera espléndida y el lateral sirvió el pase atrás desde la línea de fondo, pero Aguirre no pudo rematar la faena.

Sí lo hizo, y además con un lanzamiento espectacular, Doncel a los 23 minutos. El centrocampista fue objeto de falta en la frontal del área, asumió el disparo y su zurdazo lo clavó en la escuadra de la portería de Sergio Herrera, que se había afanado a colocar la barrera para intentar evitar lo que no pudo salvar. La ejecución del deportivista fue impecable. Imparable.

El Deportivo estuvo atento a la presión, especialmente Villares. Le robó la cartera a David García, que se lo llevó por delante y vio una amarilla que tenía color naranja Osasuna avanzó. Budimir, de primeras, estuvo a punto de convertir un mal centro de Cote que tocó en un defensa blanquiazul, Ontiveros probó con la derecha desde la frontal, y se acumularon los saques de esquina. Kike García, de cabeza, remató alto en el segundo minuto del descuento y convirtió en el tercero, con un agarrón y empujón a Villares antes de rematar a placer con la derecha. 


GOLAZO

Doncel puso por delante a los blanquiazules con una falta a la escuadra 



Sin cambios tras el intermedio, el plan de partido del Deportivo se mantuvo, pero Osasuna tuvo más amplitud, sobre todo a través de Roberto Torres. Javi Martínez, tras una acción individual de Ontiveros, obligó a Mackay a desplegar los puños a los 48 minutos.

Los de Borja Jiménez no se escondieron, pero les faltó acierto en un movimiento de Soriano en ataque. El centrocampista cedido por el Atlético no estuvo fino delante de Herrera ni en el pase atrás.

Los blanquiazules creyeron en sus opciones. La tuvo Doncel con un remate que tapó la retaguardia de Osasuna y con otro disparo de Soriano, centrado, que atajó el portero.

A los de Arrasate no les hizo falta tanto. A los 64 minutos movió Ontiveros el cuero, Mackay se lució a un disparo de Kike García y Budimir, habiitado por la posición de Diego Aguirre, anotó.



Refresco


Jiménez refrescó el ataque con la entrada de William. Antes ya había dado aire con la incorporación de Víctor García por Villares. Para los últimos minutos, el técnico reservó a Miku y Quiles, y mantuvo a Noel. Fue ambicioso, aunque sorprendió la ausencia de Juan Carlos Menudo en el choque copero.

El Deportivo no dejó de poner empeño en forzar la prórroga, pero fue incapaz de encontrarla. Un pase muy fuerte de Calavera hacia Noel o un exceso de conducción de William de Camargo, por ejemplo, lo impidieron. Aún así, el equipo coruñés dio la talla, ambicionó la Copa y demostró que tiene profundidad de banquillo y un plantel de garantías para afrontar lo que resta de temporada en Primera RFEF. 

El Depor da la talla en la Copa del Rey