El estacionamiento irregular en una calle de A Falperra impide el paso de las ambulancias

Coches aparcados en la calle de Fuente Seca del Monte | javier alborés
|

Los vecinos de A Falperra denuncian el estacionamiento irregular en la calle de Fuente Seca del Monte, que ha provocado que una ambulancia asistencial no pueda transitar por ella y, por lo tanto, esta situación ha dificultado su actividad.


Esta calle peatonal cuenta con un solar vacío y una guardería cerca, pero, tal y como asegura el presidente de la asociación de vecinos del barrio, Jaime Suárez, “hay varias personas que tienen el hábito de aparcar ahí porque piensan que no va a pasar nada”.


En la mañana de ayer había cinco coches estacionados en la vía y las quejas de los residentes de la zona llegaron a compartirse en redes sociales. Horas después, relataban que estos seguían sin moverse. “Se meten ahí los coches y perjudican al resto. Si sucede cualquier percance, como el de la ambulancia, te encuentras que no puede circular”, comenta el representante de la entidad. Este asunto, además, enfada a los vecinos, ya que la mayoría paga por garajes y plazas de residentes para poder estacionar de forma regulada.


Por ello, Suárez demanda más vigilancia por parte de la policía y del Ayuntamiento. “Hay gente que tiene este hábito y no lo pueden consentir. La Policía Local tiene que actuar pero muchas personas no hacen caso”, añade.


Sobre la doble fila en el barrio, el presidente destaca que, a día de hoy, no supone un problema notorio. “La doble fila está controlada porque las aceras son más anchas y es complicado que se deje el coche mal aparcado”, dice.


Seguridad

Como en muchos otros distritos de la ciudad, en A Falperra la seguridad es una necesidad y supone la primera demanda de los vecinos. “Pedimos mayor vigilancia y que haya presencia de agentes de Policía Local para controlar a los delincuentes que roban en las tiendas o que okupan viviendas”, considera, mientras añade que “los barrios se deterioran y se empobrecen, por lo que hay que tratar de cuidarlos como sea”.


A la hora de resaltar la necesidad más urgente de las calles de A Falperra, Jaime Suárez no tiene dudas: el mercado de Santa Lucía. “No sabemos nada del proceso a día de hoy, esperemos que nos den algún tipo de información pronto”.


En el mes de octubre la alcaldesa, Inés Rey, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, firmaron un convenio de colaboración que permitirá la construcción del nuevo centro de salud de Santa Lucía y remodelar el edificio del antiguo mercado. Este tendrá una superficie cercana a los 1.300 metros cuadrados y sustituirá al de Federico Tapia, de menos de 400, una obra para la que todavía no se concretan inversiones económicas.


Entre las novedades, la próxima infraestructura tendrá una consulta para matrona, con sala de educación maternal, y un despacho para la trabajadora social, de manera que se evitará que los más de 11.000 usuarios de Federico Tapia se tengan que desplazar a la Casa del Mar.


Según el acuerdo, el 58% del edificio se destinará al centro de salud y el 42% restante continuará siendo un mercado y podrá albergar un centro cívico. El Sergas asumirá el coste de construcción de la infraestructura sanitaria y de su mantenimiento.

El estacionamiento irregular en una calle de A Falperra impide el paso de las ambulancias