El Leyma también la sabe meter

El pívot senegalés Atoumane Diagne machaca el aro en el último partido contra Melilla | Quintana
|

El Leyma Básquet Coruña se ha sacudido la fama de equipo defensivo que le perseguía desde que Sergio García llegó al banquillo en la temporada 2019/20. En la tercera campaña del técnico donostiarra, y después de once jornadas, el conjunto coruñés es el máximo anotador y el que tiene mejor acierto en tiros de campo de toda la LEB Oro.

Con la paliza del domingo sobre Melilla (95-69, tercera victoria como local con más de 90 puntos), el Leyma se situó a la cabeza en la estadística de anotación. En once partidos suma 920 tantos, 83,6 por partido, casi diez por encima que en el primer curso de García en A Coruña (74,3).

La diferencia se explica a través de varios factores: el impacto de Nick Ward, directo, con sus 16,4 puntos por encuentro, e indirecto, con el espacio que genera para los tiradores; el acierto desde la larga distancia y la velocidad y circulación del balón.

“La afición ha visto a todos los jugadores haciendo un buen baloncesto y anotando. Entiendo que a la gente le gusta ver puntos y, por lo que hemos sentido, se lo ha pasado bien”, reconoció tras la última victoria Sergio García, un entrenador acostumbrado a construir desde la defensa, pero que no descuida el ataque.

“Lo que intento es adaptarme. Cuando tengo jugadores de un perfil defensivo jugamos a defender, pero es evidente que ahora tenemos jugadores con más capacidad anotadora que años atrás”, añadió el técnico en rueda de prensa.


Tirando de tres

El acierto del Leyma desde los 6,75 metros merece un capítulo aparte. En el curso 19/20 no metía ni uno de cada tres intentos desde la larga distancia (30,5%) y solo Marín (29,3%) tiraba peor. La mejora en el 20/21 fue sensible (33,3% entre las dos fases de la liga regular), pero en la temporada actual el salto es enorme (38,9%) y únicamente Gipuzkoa (42,1%) y Almansa (40%) tienen más acierto desde el arco.

Pablo Alonso, analista en el programa Tirando de Tres de Radio Coruña, destaca el volumen además de la calidad en los lanzamientos: “El hecho diferencial este año en ataque es que tiramos más y mejor de tres (102 en 266 intentos). Y eso es clave en el baloncesto actual”, opina.

Diego Fernández, entrenador del Santo Domingo de Betanzos, remarca la importancia de Nick Ward para sus compañeros: “Es un jugador que fuerza muchas ayudas por dentro, abriendo el campo y liberando a los tiradores”. Alonso coincide con la “presencia y amenaza” del pívot estadounidense y señala a Javi Vega como el más beneficiado.

El ala-pívot madrileño ha mejorado notablemente su fiabilidad desde el triple. Si la pasada temporada acabó con un 35% de acierto, este curso presenta un 52,5% (21 de 40) y se disputa con Mark Hughes (Lleida, 52,9%) el título de mejor tirador en la LEB Oro.

También cuenta con buenos porcentajes de tres el sueco Johan Löfberg, un especialista desde las esquinas, que en su primera temporada como jugador del Leyma es el que más tira desde los 6,75m: 20 de 48 intentos (41,2%).


Variedad

El equipo coruñés no solo vive del triple. Y es que en los tiros de dos es el tercero de la liga con mayor acierto (55,1%) por detrás de Granada (56,2%) y Prat (55,6%), una combinación que le lleva al primer puesto en la estadística de los tiros de campo (48,7%).

Desde el arco o en la zona, en estático o en transición, anota de todas las maneras, incluso colgado del aro. Prueba de ello son los seis mates que sumó ante el Melilla. El Leyma también la sabe meter. 

El Leyma también la sabe meter