Desaparece el estacionamiento irregular de la avenida de Arteixo

Las señales de la empresa de prohibido aparcar se dispusieron en todo el tramo cada pocos metros | quintana
|

Las obras de la nueva glorieta del cruce de la ronda de Nelle con la avenida de Arteixo entran en su fase final de asfaltado, y su primera consecuencia es que se ha eliminado el aparcamiento irregular que había surgido en el tramo cortado de la avenida de Arteixo. Ese espacio estará destinado a partir de ahora a las grandes máquinas y camiones que esparcen el asfalto sobre la superficie.


En la tarde del lunes ya desde la empresa se instalaron numerosas señales de prohibido que indicaban que a partir de ahora solo se permitía aparcar a vehículos con matrícula autorizada, pero ayer todavía eran muchos los conductores que no habían retirado su coche, y los camiones aparcaban como podían en los huecos disponibles. A pesar de ello, aseguran desde la empresa que se habían puesto en contacto con los vecinos de la zona, que eran los que aparcaban allí, y que no existe ningún problema.


De esta manera acaba el efímero aparcamiento que surgió a finales de septiembre. El cierre se produjo el 28 de ese mes, a la altura del paso de cebra frente al Palacio de la Ópera. Los coches aprovechaban que se había demolido parte de la mediana, en la zona cercana al túnel que está siendo colmatado, para introducirse por sentido contrario y así acceder al aparcamiento en línea a la altura del parque de Santa Margarita.


Pronto, sin embargo, este lado había resultado insuficiente y comenzaron a aparcar junto a la mediana. A veces, cuando no había bastante espacio para aparcar en línea, lo hacían en batería. Se llegó a contar cerca de 50 vehículos estacionados.


Contrarreloj

Mientras tanto, las máquinas trabajan a toda velocidad para cumplir la fecha de apertura al tráfico, que está programada para el día 17. De hecho, ayer ya era posible distinguir el trazado de la glorieta, aunque no adoptará su aspecto definitivo hasta después de la Navidad: el objetivo es reabrirla al tráfico antes de las fiestas con una capa de rodadura.


Una vez finalizadas las fiestas, se procederá a instalar definitivamente la nueva glorieta, de la que todavía no se ha adelantado el aspecto que tendrá. Será entonces cuando se pongan fin a unas obras realizadas en tiempo récord y que la Concejalía de Urbanismo comenzó a plantearse cuando recibió informes técnicos que denunciaban el deterioro de las paredes del túnel. Podía haberse reforzado, pero esta fue la oportunidad que escogió el Gobierno de Inés Rey para humanizar la zona y convertirla en un bulevar.


Según el concejal de Movilidad y Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, los técnicos habían constatado que el túnel ya no era necesario porque, desde la apertura de la Tercera Ronda en 2015, el tráfico en la ronda de Nelle se redujo en un 33%.

Desaparece el estacionamiento irregular de la avenida de Arteixo