Galicia quiere seguir creciendo a través del empredimiento

Una joven trabaja con su ordenador portatil | EP
|

El emprendimiento se configura como uno de los pilares básicos de actuación de la Xunta de Galicia. Un camino que necesita de la implicación y la colaboración de las administraciones y de los agentes económicos y sociales en la búsqueda de seguir estimulando el crecimiento económico.


Por este motivo, la Administración autonómica, a través del Igape, impulsa cada año distintos programas y líneas de actuación en este ámbito entre los que destaca el Galicia Emprende o el Galicia Rural Emprende. Dos líneas de actuación que permitieron apoyar, en los últimos cuatro años, más de 350 proyectos emprendedores, movilizando más de 35 millones.


Al principio, todo son gastos en un negocio. Sin este apoyo, habría sido mucho más difícil


En este sentido, la convocatoria del Galicia Emprende para el año 2021 apoya un total de 52 nuevas iniciativas empresariales, con las que se prevé movilizar 19,5 millones de euros y crear o mantener más de 400 empleos.


Cabe destacar que, a través de esta nueva edición, se impulsarán iniciativas empresariales en industrias muy diversas de la economía gallega. Entre ellas, se puede resaltar el sector servicios, las políticas sociales, la hostelería, el comercio y también los proyectos vinculados con la investigación.


Propuestas

Así, entre las iniciativas apoyados figuran, por ejemplo, la creación de una clínica especializada en actividades pioneras de estética y tratamientos de belleza; la puesta en marcha de una empresa de instalación de fluidos; una nueva residencia para personas mayores y discapacitadas; la fabricación de tableros y mobiliario empleando como punto de partida los desechos agrícolas; o el impulso de nuevas experiencias gastronómicas como un restaurante especializado en ahumados.


La pandemia nos hizo daño y esta ayuda fue clave para poder subsistir


De este modo, el Gobierno gallego, a través del Igape, sigue promoviendo las iniciativas emprendedoras en el tejido empresarial de la Comunidad. En este marco, destacan también los nuevos espacios coworkings, que comenzarán en el primer trimestre del próximo año una nueva edición.


Estarán en Santiago de Compostela y en las comarcas de Ferrolterra (con sede en Ferrol) y de A Costa da Morte (con sede en Cabana de Bergantiños), en la provincia de A Coruña. En la provincia de Lugo, en las comarcas de A Ribeira Sacra (con sede en Monforte de Lemos), A Mariña (Mondoñedo) y A Ulloa (Palas de Rei). En Ourense, en la Mancomunidad de O Carballiño (con sede en O Irixo), en Valdeorras (con sede en A Rúa) y en San Cibrao das Viñas (en el Parque Tecnológico de Galicia, Tecnópole). En la provincia de Pontevedra, en las comarcas de O Salnés (sede en Vilanova de Arousa) y Deza (Lalín).


Contar con un dinero extra te da más holgura y siempre aporta tranquilidad para poder trabajar


Los beneficiarios en ediciones anteriores confirman la importancia de estas ayudas. Así, David Enguidanos, que abrió una ferretería en Arteixo, Fercofix, lo tiene claro. “Al principio, todo son gastos en un negocio. Sin la ayuda, habría sido mucho más difícil”, asegura.



Por su parte, Cristian Santiago, de la empresa de restauración Mareortegal con sede en Cariño, es tajante. “La pandemia nos hizo daño y esta ayuda fue clave para susbstistir”, reconoce. Carlos Allo, de A boa vianda, lo corrobora. “Contar con un dinero extra te da más holgura y siempre aporta tranquilidad para poder trabajar”, explica este joven empresario. 

Galicia quiere seguir creciendo a través del empredimiento