Leyma-Melilla: Una victoria a toda mecha

Mo Soluade se zafa de un rival por velocidad | Quintana
|

El Leyma Básquet Coruña está de vuelta. Al abrigo del Palacio de los Deportes recuperó su versión más arrolladora, asfixiante en defensa e imparable en ataque, y dejó atrás las derrotas contra Oviedo y Lleida. La víctima fue un Melilla incapaz. Sus 27 puntos al descanso lo dicen todo.


El equipo coruñés se vistió el traje de candidato al ascenso contra un rival que llegó a Riazor con tres victorias seguidas y entre los cinco que menos puntos recibían de la categoría (75,2 por partido), pero cogió el avión de vuelta con 95 en la maleta. Los de Sergio García destrozaron el partido a toda velocidad, con un primer cuarto aplastante. Contagiados por la exhibición de atletismo que se celebró en el descanso, nunca bajaron el ritmo.


El impacto de Ward

El Leyma es un buen equipo sin Nick Ward, pero con el pívot estadounidense es otro rollo. En su segundo partido consecutivo como suplente, salió a la pista con 10-5 en el marcador cuando faltaban 5:34 para el final del primer cuarto y lideró un parcial de 21-11 con once puntos en acciones de todos los colores: en suspensión desde cuatro metros, al contraataque, en el poste bajo, colgado del aro...


Su impacto en el juego, el acierto general (10 de 15 en tiros de dos, 2 de 4 en triples y 5 de 7 en libres) y un triple de Mikel Sanz llevaron la ventaja local hasta los 15 puntos al término del primer cuarto (31-16).


No fue suficiente para la bestia Ward, que en el segundo acto disparó la renta de su equipo (38-20) y se marchó al banquillo después de un espectacular coast to coast con 17 puntos (6 de 7 en tiros de campo y unos sorprendentes 4 de 5 desde la línea de libres), cinco rebotes y 19 créditos de valoración en algo menos de diez minutos. De otra liga.


Visto para sentencia

Un triple de Mo Soluade elevó la máxima diferencia naranja hasta los 21 puntos (41-20) y otro de Javi Vega la llevó hasta los 22 (47-25), aunque un mate del visitante Gorgemans cerró el primer tiempo con 47-27.



No se relajó el Leyma tras el descanso pese a que Melilla se acercó a 15 puntos (53-38). La templanza de Álex Hernández, y la irrupción de Zach Monaghan, con siete puntos en el tercer cuarto, dejaron el partido visto para sentencia a falta de diez minutos (71-47).


El último cuarto fue un paseo para lucimiento de Monaghan, con otros siete tanto, y la confirmación del gran partido de un secundario como Mikel Sanz, que acabó con 15. El triunfo se quedó en casa. Y ya van siete. El viernes espera todo un Estudiantes.


Leyma Coruña 95 - 69 Melilla

Leyma Básquet Coruña (31+16+24+24): Hamilton (5), Löfberg (10), Gray (2), Soluade (7), Diagne (8) –quinteto inicial– Schaftenaar (2), Javi Vega (9), Mikel Sanz (15), Monaghan (14), Álex Hernández (6), Ward (17).
Melilla Sport Capital (16+11+20+22): De Thaey (4), Dedovic (3), Rakocevic (10), Gorgemans (12), Chapela (5) –quinteto inicial– Llorca (10), Mendiola (7), Maiza (9), Barro (6), Mazaira (3).
Árbitros: José María Olivares, Daniel Checa y Andrea Alejo. Eliminaron con cinco faltas personales a Barro, del Melilla.
Incidencias: Partido de la jornada 11 disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor ante unos 1.500 espectadores.
.

Leyma-Melilla: Una victoria a toda mecha