Las restricciones suben para evitar otro encierro

Comprobación de un pasaporte covid en un establecimiento | aec
|

La Xunta ha decidido endurecer las medidas restrictivas para intentar frenar la expansión del virus. La variante ómicron, de la que tan poco sabemos y que tanto nos alertó, ya está aquí, después de que se confirmaran en Vigo dos casos y hay otros diez que están siendo investigados. Si algo nos ha demostrado el coronavirus es que el mundo es esa aldea global que nos anunciaron y en la que las fronteras no son más que rayas pintadas en un mapa, sobre todo ante una enfermedad como la que el planeta está afrontando. Aún así, las medidas preventivas que se puedan adoptar funcionan y, por ello, los gallegos veremos un poco más restringidos nuestros movimientos. Las reuniones en la hostelería serán menos numerosas y el pasaporte covid se va a convertir en algo habitual que tendremos que enseñar en cines, restaurantes y locales de ocio nocturno. Eso, por ahora, ya veremos si al final no se convertirá en la entrada para cualquier establecimiento público.

Las restricciones suben para evitar otro encierro