Las nueve porterías a cero de Ian Mackay

Mackay en el último partido del Depor en Riazor, ante el Bilbao Athletic | quintana
|

El Deportivo se acostumbra a las porterías a cero. Le llegan poco pero, cuando los rivales se asoman al área aparece Ian Mackay, que solo ha recibido siete goles en catorce encuentros disputados.


Sin contar el partido con el Extremadura (3-0 por incomparecencia del conjunto de Almendralejo) son nueve las ocasiones en las que el guardameta ha dejado el césped sin encajar goles.


En su vuelta al Deportivo, el guardameta coruñés comenzó la temporada con una racha soberbia de cuatro partidos sin recibir goles. El Celta de Vigo B (5-0), el Tudelano (0-1), el Calahorra (0-3) y el Badajoz (0-1) fueron incapaces de batirle.


El primero que le superó fue el Unionistas de Salamanca. Los salmantinos le marcaron dos goles (2-1) y infligieron al Depor la primera derrota de la temporada. A continuación, le marcaron también la SD Logroñés en el descuento del partido de Riazor (1-1) y el Real Unión de Irún (2-1).


Nuevamente inició una buena serie bajo palos ya que el Deportivo estuvo otros cuatro partidos sin encajar goles.


El San Sebastián de los Reyes (1-0), el Racing de Santander (0-0), el Zamora (1-0) y la UD Logroñés (0-1), no perforaron la portería blanquiazul.


Sí lo hizo el Rayo Majadahonda, pero no le sirvió de mucho porque el Deportivo acabó llevándose los tres puntos en su visita al Cerro del Espino (1-2). El Bilbao Athletic (1-1) encontró el camino al fondo de la red en el último partido que se disputó en Riazor, y ante el Racing de Ferrol el equipo de Borja Jiménez volvió a dejar la puerta a cero.


Los siete goles cayeron en cinco partidos y son nueve los que llevan los deportivistas sin encajar (además del no disputado con el Extremadura).


A sus 35 años, Mackay ha vuelto para contribuir con sus paradas a devolver al equipo de su ciudad al fútbol profesional.



Otros equipos

En las tres principales categorías del fútbol nacional, nadie ha encajado tan poco como el Deportivo.


En Primera División, el Sevilla es el menos goleado del campeonato con once dianas en contra. En Segunda, recae ese honor recae en el Almería, líder indiscutible del fútbol de plata con 13 goles encajados.


En Primera Federación, el Deportivo es el más sólido con siete goles en contra en el grupo primero; en el segundo, es el Villarreal B con nueve.


Un peldaño por debajo aparece un equipo que iguala los números del Deportivo, La Nucía, en el grupo quinto de Segunda Federación. En esa misma división es curioso el caso del Salamanca, que es el menos batido del primer grupo con ocho goles pero está en descenso porque solo ha anotado cuatro. En el segundo grupo, el Rayo Cantabria lleva nueve en contra; en el tercero el menos batido es el Formentera con diez y en el cuarto, el San Roque de Lepe, también con nueve.

Las nueve porterías a cero de Ian Mackay