Racing de Ferrol-Deportivo: Derbi descafeinado en A Malata

Miku, durante un partido de esta temporada | aec
|

“Es un partido diferente por la proximidad”. Un duelo distinto, así denominó Borja Jiménez el encuentro que esta tarde medirá al Deportivo con el Racing de Ferrol a partir de las 19 horas en A Malata.


Un partido marcado por la ‘rivalidad’ ante ambos, que no llega a la categoría de los derbis ante el Celta de Vigo, pero un choque siempre con ‘picante’. Dos equipos que el año pasado se vieron las caras en dos ocasiones, con una victoria para cada uno, ambas por la mínima.


Ganaron los coruñeses en Riazor, con un tanto de penalti de Diego Rolan y perdieron en el campo ferrolano, debido a un gol de Pep Caballé, hoy baja por lesión, en un partido en el que se escaparon muchas de las opciones de acceder al playoff de ascenso.


Momentos diferentes

Ambos equipos llegan al encuentro en momentos diferentes. Los blanquiazules, a pesar de romper una racha de cuatro victorias seguidas, están en un buena situación. Son líderes, con 30 puntos, en casa solo han cedido dos empates y han mejorado sus prestaciones a domicilio.


Tras pasar la primera eliminatoria copera, tirando de la ‘segunda unidad’, llegan al estadio ferrolano con muchos de sus habituales frescos, si bien el Deportivo gozó de un día menos de descanso con respecto a su rival.


Enfrente estará el conjunto de Cristóbal Parralo, que ha ido a más en sus duelos en casa, donde encadenó tres jornadas sin ganar hasta que le endosó una ‘manita’ en su último choque en A Malata al Celta B. El ambiente no será todo lo festivo que se esperaba debido a que por limitaciones de aforo el club solo envío a los aficionados blanquiazules 900 entradas, aunque muchas las devolvieron las peñas, molestas por el bajo número de billetes, y que fueron reasignados.


El estadio cuenta con un fondo cerrado, el sur, debido a problemas estructurales, lo que limita el aforo y eso, unido a la denominación del partido como de alto riesgo, también influirá en la afluencia de A Malata. De cara al partido, el cuadro blanquiazul volverá a apostar por dar continuidad prácticamente al mismo once. Con Ian Mackay en la portería, línea de cuatro con Víctor García, Lapeña, Jaime Sánchez y la probable novedad de Héctor Hernández por Diego Aguirre, titular en la Copa del Rey.


Doble pivote para Bergantiños y Diego Villares y por delante línea de tres con Alberto Quiles por la derecha, podría regresar a William de Camargo por la izquierda, que entraría por Carlos Doncel, baja. En la mediapunta volvería a ejercer Juergen Elitim y en punta de ataque Miku Fedor.


Un equipo ya reconocible, aunque Borja Jiménez siempre es amigo de introducir algunas variaciones en el once. El Deportivo tendrá la oportunidad esta tarde de mantenerse en lo más alto y tratar de distanciarse de sus más inmediatos perseguidores, que no aflojan el ritmo.


Buscará los tres puntos ante un Racing de Ferrol que ha ido poco a poco escalando en la clasificación y en un escenario y partido que no será tan multitudinario como cabría esperar. Un derbi descafeinado, pero lleno de alicientes.

Racing de Ferrol-Deportivo: Derbi descafeinado en A Malata