Los deberes de un deportista de élite

Djokovic | aec
|

Djokovic, quién lo iba a decir, es un antivacunas. Al menos eso es lo que se puede entrever del cabreo de su padre, que asegura que es muy probable que el tenista no acuda al Open de Australia porque el país le obliga a haberse vacunado. El progenitor del serbio afirma que eso es chantaje, pero lo mejor es lo que le responden las autoridades australianas: “Si eres un tenista internacional o un deportista de cualquier tipo de visita en el país, se te dará la bienvenida en función de tu responsabilidad con la comunidad. Y por eso pedimos a las estrellas internacionales del tenis que cumplan con los mismos requisitos que los residentes de Victoria”. Un buen revés.

Los deberes de un deportista de élite