Defensa do Común reclama que no se edifique en dos parcelas de Maestranza

Los participantes colgaron carteles en las parcelas | Quintana
|

La plataforma Defensa do Común volvió a realizar ayer un acto con el que reclamar que no se edifique en dos parcelas actualmente vacías de Maestranza.


Miembros de la entidad y vecinos del entorno de la Ciudad Vieja se concentraron ayer junto a una de estas parcelas para reclamar que se detenga el proyecto y se ceje en el intento de construcción de dos volúmenes en estos terrenos.


Desde Defensa do Común reclaman que los terrenos pasen a ser municipales para el uso y disfrute de los ciudadanos, y apuntan a su uso como zonas verdes.


La entidad asegura que el proyecto que se plantea actualmente rompería completamente el entorno del Paseo Marítimo y el conjunto de la Ciudad Vieja, ya que en una de las parcelas se levantaría un bloque compuesto “dun baixo máís seis altura” y en la segunda “outro de baixo e cinco alturas” explica Ricardo Vales, de Defensa do Común.


Además, indica que se trata “dunha zona militar, xa desafectada que non ten ese uso militar, pois a cidade da Coruña pode recuperar, gratuitamente, estes terrenos”.


Los vecinos añaden que se trata de una “reivindicación histórica”, ya que apelan a la existencia de actas municipales del siglo pasado en las que ya se opta por pedir que estos terrenos sean para el pueblo 

coruñés.


Restos y actos

La plataforma no solo apunta a que se esté transformando un entorno drásticamente con estas proyecciones de edificación, sino que también apuntan a la existencia de restos arqueológicos, de elementos defensivos, que podrían frenar las construcciones.


Ya ocurrió en otra parcela situada en el mismo entorno y apuntan a que desde la Xunta también se ha llamado la atención a este respecto, habiendo pedido estudios más a fondo para conocer el alcance de dichas obras, además de su verdadero impacto en el entorno, poco claro, por el momento.


No se trata de la primera acción de la entidad y de los vecinos, que no consistió solo en una concentración, sino que también colgaron diversos carteles en las vallas de dichas parcelas pidiendo la devolución, para la ciudad, de diversos terrenos del municipio, como la Solana o la antigua cárcel provincial.


Y no es el primer acto porque también realizaron protestas simbólicas hace poco más de una semana en el mismo entorno, donde colgaron lazos negros y pinturas con sus visiones de como debería ser la zona.

En el acto de ayer recibieron el apoyo de varias formaciones políticas, como Marea Atlántica y el BNG. 


Precisamente, el portavoz del grupo municipal nacionalista reclamaba el pasado viernes al Gobierno local que hiciese caso a los vecinos y reconsidere sus planes en relación a estos terrenos. “Unha vez rematados os usos militares, o xusto é que sexan devoltos á cidade”, afirmaba Francisco Jorquera.

Defensa do Común reclama que no se edifique en dos parcelas de Maestranza