La lluvia no frena a los coruñeses de lanzarse en busca de ofertas por el Black Friday

La plaza de Lugo fue uno de los principales escenarios del Black Friday | quintana
|

Un Black Friday pasado por agua no supuso impedimento alguno para los coruñeses, que se lanzaron desde primera hora de la mañana para aprovechar los descuentos especiales que atrae esta tradición importada de Estados Unidos. Las grandes superficies fueron las triunfadoras de la jornada, sobre todo por la tarde, cuando los accesos a Marineda City y El Corte Inglés acumulaban largas colas de coches y llenos en los autobuses que cubren las líneas a los centros comerciales de la ciudad.


La plaza de Lugo fue el otro epicentro del Black Friday, sobre todo en las tiendas de Inditex, que desde que abrieron sus puertas comenzaron a recibir a coruñeses que esperaban en el exterior para no perderse ningún descuento en sus prendas.


Es el caso de María Pérez, que a las 10.25 horas salía del Zara de la calle Compostela. 

“Vine a las 09.45 horas porque tenía en mi lista de deseos un vestido y quería conseguirlo antes de que se agotase”, dijo.


Los comercios de proximidad, sin embargo, no se sumaron a esta campaña y el sector expresó su rechazo en varias ocasiones. “Solo beneficia a las ventas online y a los gigantes”, aseguraba hace unos días José Luis Boado, presidente de la FUCC.


Coincidiendo con este día de gran consumo en los comercios, la Policía Nacional incrementó desde ayer el número de efectivos policiales en las zonas comerciales de gran afluencia de público, un dispositivo que se mantendrá durante toda la campaña navideña en el marco de la intensificación del Plan Comercio Seguro, según informó.


Este plan está diseñado para dar protección al sector del comercio y a sus clientes durante todo el año y en determinadas fechas, como la época navideña, se refuerza “para minimizar la proliferación de las infracciones penales que se cometen durante esas fechas, contra los comerciantes y los ciudadanos que frecuentan las zonas comerciales”.

La lluvia no frena a los coruñeses de lanzarse en busca de ofertas por el Black Friday