Las obras de la glorieta parten por la mitad la ronda de Nelle con una enorme zanja

Se espera que la glorieta esté terminada para antes de las vacaciones de Navidad | quintana
|

Las obras de la ronda de Nelle continúan a un ritmo acelerado. El objetivo es que se pueda reabrir el cruce con la avenida de Arteixo antes de la Navidad, aunque sea de forma provisional. Desde que los trabajos comenzaron, a principios de septiembre, se centraron sobre todo en la avenida de Arteixo, en cegar los extremos del túnel, pero ahora las máquinas han derribado su techo, abriendo una impresionante zanja.


De esta manera se rellenará el centro del túnel, añadiendo a los escombros del techo lo que aporten los camiones volquete que visitan la obra. A medida que cambia el punto donde se llevan a cabo los trabajos, Movilidad se ve obligada a cambiar los recorridos de peatones y vehículos.


A medida que el túnel se va cegando y allanando, las máquinas y operarios se centran en los lados de la calzada, puesto que además de ensancharse las aceras que contarán con más arbolado, también se va a instalar un carril bici en ambos sentidos.


Más aparcamientos

El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, adelantó que, además de carril bici, el tramo entre la ronda de Nelle y el Palacio de la Ópera contará con árboles y aceras más anchas. Villoslada garantizó que no se perderá aparcamiento: “Aprovecharemos mejor los espacios”.


Eso pasa por disponer zonas de aparcamiento en batería en las más cercanas al Palacio de la Ópera, donde se va a mejorar el estacionamiento.

Las obras de la glorieta parten por la mitad la ronda de Nelle con una enorme zanja