Unión, divulgación y una marcha cargada de fuerza protagonizan el 25-N

Mujeres en la movilización | patricia g. fraga
|

La igualdad y la unión reinaron ayer en las calles de A Coruña. El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer centró la actividad de las instituciones y de la ciudadanía, que se volcó en una emocionante movilización que partió a las 20.00 horas desde el Obelisco.


Con cánticos como “se é machista, non é Xustiza”, “non estamos todas, faltan as asasinadas” y “patriarcado e capital, alianza criminal”, así como pancartas con los lemas “gritamos por las que aún no tienen alas” o “estou na rúa porque hai que parar este feminicidio”, unas 600 personas llenaron las calles del centro, en dirección a la plaza de Ourense, donde se procedió a la lectura del manifiesto frente a la Delegación del Gobierno.


Un texto que criticó el sistema, “que duda de nosotras cuando salimos a denunciar la violencia; que nos culpabiliza por nuestra forma de responder a las agresiones” y que, en definitiva, instó a las instituciones a ser la herramienta de cambio y no un 

instrumento del patriarcado.


El recorrido

A las 20.30 horas los manifestantes se detuvieron frente al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para realizar una performance en la que escenificaron diversas formas de violencia machista. Varias mujeres alzaron la voz para expresar injusticias relacionadas con juicios, con acusaciones y dudas a las que se ven sometidas en los procedimientos. Cada una de ellas depositó una moneda en una balanza, que representaba a la Justicia, y que acabó cediendo hacia el lado del patriarcado con el peso de estos relatos.


Por la mañana, la explanada de Riazor fue el escenario principal en el que se desarrollaron varias actividades que contaron con la presencia de la alcaldesa, Inés Rey. Tras una andaina de las personas usuarias de las Escuelas Deportivas Municipales y la realización de un lazo humano, a las 11.30 horas la regidora municipal leyó un manifiesto por el 25-N para ensalzar la igualdad de género y los derechos de las mujeres como elemento de recuperación, tanto económica como social. Rey apuntó la necesidad de ir más allá de los marcos legales, fijando el punto de atención en las medidas de prevención dirigidas al conjunto de la ciudadanía.


En este sentido, la alcaldesa apuntó el objetivo marcado con la campaña formativa puesta en marcha este año, que abordará la percepción de la violencia de género por parte de la adolescencia. El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, presidió por la mañana el acto conmemorativo en la Delegación, en el que se guardó un minuto de silencio por las mujeres víctimas de violencia machista. Además, censuró “aquellas actitudes sociales que toleran, justifican o incluso banalizan la violencia de género, una realidad innegable, una anomalía que la sociedad no puede asumir. Una de cada dos mujeres en España sufre, por lo menos, una forma de violencia machista a lo largo de su vida”, afirmó. La Delegación del Gobierno, así como las sedes de las subdelegaciones se iluminaron ayer de color violeta, algo que se repetirá esta tarde.


Durante el 25-N también hubo espacio para la divulgación. El Ayuntamiento instaló un punto informativo en la calle de Olmos, para todos aquellos que quisieron compartir su opinión sobre igualdad y la violencia de género a través del arte. Así, la ciudadanía se expresó mediante la música, la lectura y la pintura, entre otras. En Cigarreras, por la tarde, hubo otra carpa informativa.


En la Universidad de A Coruña, la vicerrectora de Igualdad, Cristina López, inauguró los actos a las 12.00 horas en la Facultad de Educación, donde se presentó un estudio sobre el acoso en las instituciones académicas y se entregaron premios a investigaciones con perspectiva de género. También hubo proyecciones de películas y presentaciones de libros, además de que en el exterior del centro se realizaron algunas performances con la motivación de sensibilizar a los estudiantes.


Ya al final de la jornada, y con la emoción de la movilización todavía latente, Sophie Simonds y La Otra ofrecieron un concierto a las 21.45 horas en los jardines de Méndez Núñez.


Área

En el área metropolitana se sucedieron varios actos reivindicativos. En Bergondo, la artista mexicana Elina Chauvet realizó una exposición llamada “Zapatos rojos”, como protesta a la violencia de género a causa del asesinato de su hermana a manos de su marido.


En Cambre, el salón de plenos del Ayuntamiento acogió un acto institucional que contó con gran afluencia, ya no solo de la corporación municipal, sino también de vecinos del municipio, al igual que ocurrió en Carral.

Unión, divulgación y una marcha cargada de fuerza protagonizan el 25-N