Profundidad de banquillo en el Deportivo

De izquierda a derecha: Víctor García, Carlos Doncel y Diego Aguirre, titulares durante el encuentro ante el Rayo Majadahonda | Clara Aparicio
|

El Deportivo no solo es un equipo camaleónico, como admitió su técnico Borja Jiménez y con la pericia de poder adaptarse a diferentes registros, sino que también ha sido capaz de conseguir tener enchufados a todos sus jugadores, sean o no titulares.


Ejemplo de ello son sobre todo tres nombres propios del fin de semana, uno de ellos ya consolidado, después de no empezar jugando (Víctor García). Este domingo en el Cerro del Espino dispuso de sus primeros minutos como titular Diego Aguirre.


El ex del Numancia, que no jugaba desde la séptima jornada, cuando el Deportivo claudicó a domicilio ante el Real Unión de Irún (2-1), fue titular en el lateral izquierdo, demarcación en la que había actuado de inicio de forma initerrumpida Héctor Hernández hasta la pasada jornada.


Hasta su irrupción en el once en el choque ante el Rayo Majadahonda, Aguirre solo había disputado 60 minutos, en los que había visto dos amarillas, repartidos en los choques ante Calahorra, Unionistas, SD Logroñés y Real Unión.


Contra el cuadro majariego, aunque como admitió Borja Jiménez, salió algo nervioso, fue mejorando con el paso de los minutos y tuvo una buena actuación tanto en ataque, incorporándose con peligro y sirviendo buenos centros por su banda, como en defensa.


Ganando presencia

Carlos Doncel, por su parte, sumó su tercer partido seguido de inicio, tras ser de la partida en los choques ante Zamora (1-0) y frente al UD Logroñés (0-1). El futbolista valenciano se mostró muy incisivo por su banda y llevó varios ataques con peligro, teniendo en sus botas varias opciones de ver puerta en el Cerro del Espino.


La primera vez que había sido titular con el cuadro blanquiazul había sido en la tercera jornada liguera, frente al Calahorra, choque que se saldó con victoria a domicilio (0-3).


Consolidado

El caso de Víctor García es particular. El jugador, aunque había tenido más presencia que sus compañeros en las alineaciones, está sumando minutos en una demarcación que no es la suya propia.


Ante los problemas en el lateral derecho, por donde pasaron Trilli, hasta que se lesionó, Adrián Lapeña, Alberto Benito e incluso Diego Villares, Borja Jiménez lo pasó a ubicar en esa posición. El valenciano ha ido a más con el paso de las jornadas, puliendo su aportación en defensa y siendo un auténtico peligro en ataque. Una muestra de ello es su asistencia en el primer gol de Quiles. Tanto él como Aguirre y Doncel muestran la profundidad de banquillo del Deportivo.

Profundidad de banquillo en el Deportivo