A Cayetana le gusta su papel de rebelde

Álvarez de Toledo, en una comisión del Congreso | efe
|

Cayetana Álvarez de Toledo siempre ha parecido estar cómoda con esa condición de verso libre dentro del PP que en algún momento le adjudicaron y ha terminado por ser una especie de rebelde sin causa que de cuando en cuando protagoniza una polémica que le garantiza un par de titulares. Ahora se ha asegurado unos cuantos gracias a ese libro en el que no deja títere con cabeza, empezando por el presidente de su partido, en el que cada vez menos gente entiende cómo es posible que siga. Igual es porque las cosas que podría contar estando fuera de la formación son mucho peores... A saber. Ella, desde luego, se siente muy segura, tanto como para decirles a los que piden que deje su escaño de diputada después de romper la disciplina de voto del partido que “de ilusiones también se vive”.

A Cayetana le gusta su papel de rebelde