Bielorrusia inicia contactos con la UE para resolver la crisis fronteriza

Varios migrantes en la frontera entre Polonia y Bielorrusia | LEONID SCHEGLOV
|

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, mantuvieron ayer su segunda conversación telefónica en apenas tres días, tras la que la parte bielorrusa anunció el inicio de contactos directos con la Unión Europea para tratar el repunte en la llegada de migrantes a las fronteras del bloque.


Merkel y Lukashenko ya hablaron el lunes, una primera toma de contacto que coincidió con la escalada de las tensiones en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, donde se agolpan miles de migrantes y refugiados.


Lukashenko y Merkel volvieron a hablar ayer y, según la Presidencia bielorrusa, hubo un “cierto” consenso sobre la necesidad de actuar y resolver “los problemas existentes”, informa la agencia de noticias oficial BelTA.


Los dos líderes estarían de acuerdo en que son el Gobierno de Bielorrusia y la UE quienes tienen que tomar las riendas, razón por la cual ambas partes “designarán inmediatamente” a sus representantes para iniciar las “negociaciones”.


Por su parte, el presidente polaco, Andrzej Duda, advirtió ayer de que su país no aceptará pactos con Bielorrusia en su nombre y sin su participación, en una alusión a las mediaciones de Francia y Alemania para rebajar la tensión fronteriza.


“Somos un país soberano que puede decidir por sí mismo. Y ejerceremos ese derecho en cualquier circunstancia”, declaró Duda, que se encuentra de visita oficial en Montenegro.


En cuanto a la crisis fronteriza, la Policía regional polaca de Podlasia (este) informó de que nueve de sus agentes resultaron heridos, uno de ellos “grave”, en las últimas 24 horas, y la Guardia de Fronteras, por su parte, registró 161 nuevos intentos de cruzar la frontera de manera ilegal.


Unos mil migrantes, la mitad de los que se encuentran en la frontera con Polonia, están refugiados en una nave industrial habilitada por las autoridades bielorrusas, según informó ayer el Comité Estatal de Fronteras.


Por su parte, la Comisión Europea anunció que destinará 700.000 euros a las organizaciones humanitarias que están prestando ayuda a los migrantes bloqueados en la frontera.


Mientras, las autoridades letonas mostraron la valla provisional que han comenzado a levantar en la frontera con Bielorrusia para intentar contener la llegada de migrantes en otro de los puntos calientes de la crisis. 

Bielorrusia inicia contactos con la UE para resolver la crisis fronteriza