La Policía Local detiene a un fugitivo en una redada en las casas ruinosas de O Castrillón

Agentes municipales, durante la intervención de ayer
|

Agentes de la Policía Local acudieron en dos ocasiones en lo que va de semana en una chabola que se encuentra en el cruce de la avenida de Casanova de Eirís con Castrillón Agramonte y que lleva ocupada más de dos años, y en la que reside también un menor. En la primera ocasión, descubrieron a una docena de individuos reunidos en la infravivienda, y detuvieron a uno de ellos que se hallaba en busca y captura. En la segunda, que tuvo lugar ayer, se limitó a una inspección sin incautaciones ni arrestos.


Se trata de un lugar donde abunda el trapicheo y es habitual descubrir jeringuillas tiradas en cualquier sitio. Los policías municipales se presentaron ayer a media mañana, realizaron una inspección y cachearon a un visitante que se había presentado de improviso. El anterior tuvo lugar el lunes, a las seis de la tarde, aproximadamente, cuanto el 092 tuvo constancia de lo que en un primer momento parecía un caso masivo de ocupación en el que estaban implicados una docena de sujetos.


El lugar es una casa de un solo piso, rodeada completamente por la maleza, de manera que es imposible poder ver lo que ocurre en su interior. Se accede por un sendero que discurre por un descampado. Justo enfrente, se encuentran otras ruinas llenas de basuras donde también se trapichea desde hace años, a pesar de las protestas vecinales.

La Policía Local detiene a un fugitivo en una redada en las casas ruinosas de O Castrillón