A Coruña y Vigo se unen para exigir un mayor control sobre su financiación

Inés Rey y Abel caballero, durante su reunión de ayer en la ciudad olívica
|

Las grandes ciudades cada vez concentran más población y sus ayuntamientos son las administraciones más cercanas a los ciudadanos. Desde la época de bonanza económica que precedió a la crisis inmobiliaria han comenzado a asumir competencias propias del Gobierno central o autonómico, aprovechando los nuevos ingresos. Ahora, tras soportar dos crisis, los grandes municipios consideran que es necesaria una reforma del sistema de financiación así como participar directamente en la gestión de la lluvia de millones que suponen los fondos europeos Next Generation. Es por eso que la alcaldesa herculina, Inés Rey, se reunió ayer con su homológo vigués, Abel Caballero.


Ambos alcaldes socialistas comparecieron públicamente tras una reunión que Caballero calificó de “muy cordial” recordando la gran cantidad de cosas que A Coruña y Vigo tienen en común, y acordaron reunirse con cierta frecuencia. “Somos los dos ejes grandes de conformación económica de Galicia, y poblacional también por la dimensión de las áreas y la forma en la que vertebramos nuestro propio territorio”, declaró Caballero. “Los ayuntamientos necesitamos esa autonomía financiera que nos permita ejercer competencias propias e impropias”, consideró la alcaldesa.


Son dos grandes ciudades, con sus respectivas áreas metropolitanas, que concentran el 30% del PIB gallego, y albergan cerca de 500.000 habitantes. Pero no solo es Vigo y A Coruña. El objetivo es lograr un cambio a nivel nacional. No hay que olvidar que Caballero es, además, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Por eso quieren una reforma del sistema de financiación. “Queremos que las treinta o cuarenta ciudades más pobladas de España (con más de 150.000 habitantes) tengan los recursos para poder llevar adelante su acción y trabajo”. Según Caballero, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, es del mismo parecer que ellos: “Está en una redacción de la carta para solicitar una reunión con ella donde trataremos la reforma de la financiación”.


El Gobierno de España proporciona fondos a Vigo y A Coruña por valor de entre los setenta y los ochenta millones, mientras que el Gobierno autonómico invierte cinco. Para Caballero, se trata de “una gran asimetría” porque la Constitución manda que sean financiados por ambos gobiernos.


Proyectos maduros

Por otro lado, las dos urbes guardan en el cajón proyectos susceptibles de ser financiados por Europa, y que abarcan diferentes ámbitos, como la movilidad, de emisiones cero, la digitalización y el turismo, que según Caballero “están muy maduros” y por tanto quieren ser receptores de los fondos europeos. “No nos valen acciones que nos quiten de en medio”, advirtió el alcalde de Vigo.


Caballero puntualizó que la demanda llega tanto al Gobierno de España como a la Xunta de Galicia, y “lo cierto es que, hasta ahora, la Xunta no hizo ni una sola convocatoria de fondos europeos, mientras que el Gobierno de Pedro Sánchez, sí”. Y también exigió compensaciones por la pérdida de ingreso en el impuesto de plusvalía.


Rey, por su parte, volvió a sacar a relucir lo que ella denomina “factura covid”: casi 30 millones de euros que le adeudaría el Gobierno autonómico en concepto de desinfecciones que habría realizado en centros públicos de enseñanza, una responsabilidad propia de la Consellería de Educación. “Todo ese esfuerzo que hemos hecho sin haber recibido ningún aporte autonómico. Tenemos que trabajar para que no se vuelva a repetir”, declaró.


Caballero predice que Rey será capaz de permanecer “mucho tiempo” como alcaldesa

Durante su intervención, Caballero se deshizo en elogios hacia la alcaldesa coruñesa, de la que destacó el trabajo que está llevando a cabo en esta ciudad. “Nuestra ciudad, también, la de todos y de todas, porque todas las ciudades son de toda Galicia”, puntualizó. “Es una gran alcaldesa, debo decirlo, está haciendo muy buen trabajo en su ciudad y lo está haciendo a muy buen nivel. Y por tanto creo que va a ser capaz de permanecer durante mucho tiempo. Cuestión que yo, particularmente, deseo”, dijo. Caballero prometió que acudiría a María Pita para la próxima reunión sobre el tema de la financiación. Rey no se quedó atrás a la hora de repartir elogios. “La charla ha sido intensa, amena, yo te lo agradezco, porque aprendo de ti: de tu experiencia municipal, de tu experiencia en la gestión Vigo, es un ejemplo de gestión para nosotros y agradezco mucho tu tiempo para compartir experiencias hablando de financiación de fondos, pero también de cosas más del día a día, de lo que preocupa a los ciudadanos y a los vecinos. Estás invitado a venir cuando quieras. Es muy positivo seguir manteniendo la relación entre estas ciudades”, señaló.

A Coruña y Vigo se unen para exigir un mayor control sobre su financiación