Las ideas más caras de los participativos: peatonalizar el acceso a San Antón y un nuevo ascensor urbano

Vista actual del acceso al castillo de San Antón | Pedro Puig
|

Tras las correspondientes revisiones de las propuestas ciudadanas de los presupuestos participativos, ayer se abría la última fase, la votación final, ya con asignaciones presupuestarias para cada idea. Las dos que necesitarían una mayor cantidad de dinero en caso de prosperar son dos de los proyectos de ciudad: el de peatonalización del acceso al castillo de San Antón y la instalación de un ascensor en la calle del Historiador Vedía. Ambas propuestas tendrían un coste total de 850.000 euros.


La primera de estas dos ideas propone dar una nueva vida a los poco más de cien metros que componen el acceso al castillo y que actualmente sirven a modo de tránsito y aparcamiento. La propuesta es que se peatonalice esta vía, generando una zona verde más atractiva para el turismo.


La segunda es una idea de la asociación cultural Xacarandaina, situada en Historiador Vedía, que, en consonancia con la política de mejorar la accesibilidad, propone la eliminación de las escaleras actuales y dotar a la vía de un ascensor, para facilitar la movilidad y permitir el acceso a las entradas a distintos niveles.


Proyectos de ciudad

Pero las propuestas englobadas en los participativos como proyectos de ciudad son más que esas dos, ya que ascienden hasta las quince.


La siguiente en cuanto a coste sería la creación de un itinerario peatonal entre Feáns y la Urbanización Breogán, ya que los vecinos de este último enclave aseguran estar aislados a pie. El precio sería de 820.000 euros.


Otra idea que supera el medio millón de euros es la conexión de los diferentes tramos del carril bici y darle uniformidad a toda la infraestructura de la ciudad, pintando toda esta vía de rojo.


El resto presentan cuantías inferiores, como el paseo peatonal entre O Portiño y Visma, las cubiertas para parques infantiles o la reparación de la fachada del centro cívico de A Silva.


Distritos

En el caso de los distritos, se puede escoger entre cuatro propuestas en cada uno de los diez, aunque, tal y como se anunció, todas por debajo de los 150.000 euros.


Las ideas son variadas, desde peatonalizaciones como la de la Rúa Alta (distrito 1) hasta el aumento y mejora del parque infantil de la plaza de Vigo (distrito 3), pasando por un carril bici a Novo Mesoiro (distrito 9) o la creación de más zonas verdes en el Agra do Orzán (distrito 6), entre otras, de las que se pueden votar tres.


Hay casos anecdóticos, como el del distrito 7, donde las cuatro propuestas a votar afectan al mismo elemento. Y es que las cuatro opciones son mejoras para el CEIP María Pita: el arreglo de la parte interna de sus muros (50.000 euros), la ubicación de rocódromos (48.400 euros), la mejora del parque infantil (100.000 euros) y la mejora de la accesibilidad (150.000 euros). A ellas se suma una quinta, incluida entre los proyectos de ciudad: el vallado del muro perimetral del centro (157.905 euros).

Las ideas más caras de los participativos: peatonalizar el acceso a San Antón y un nuevo ascensor urbano