Victoria, un sueño hecho realidad

Los jugadores del Victoria celebran el gol de Sergito, entre algodones en los últimos días, ante el Santaballés en San Pedro de Visma | javier alborés
|

El discurso de que “debe ser un partido más” está bien para intentar no tener los nervios a flor de piel, pero el partido más importante de la historia de un club nunca podrá ser considerado como uno más. El Victoria disputará esta tarde (19.30 horas) en A Grela –donde no ha jugado ningún partido esta temporada– la ronda previa de la Copa del Rey, la antesala de una eliminatoria contra un equipo de Primera. Pensar en ello no tiene sentido si no elimina al Hernani vasco pero luchar por esa posibilidad ya es un sueño hecho realidad.

Quiso el destino (y el trabajo durante décadas) que el equipo más coruñés de A Coruña se encuentre ante un escenario histórico. Serán 90 minutos, 120 a lo sumo pensar en una tanda de penaltis sería elevar el nerviosismo a límites insospechados– y no tendría sentido que la grada de A Grela no esté a reventar. Los optimistas deben acudir porque lo llevan en los genes y los pesimistas, los que piensan que la lotería nunca toca, no se lo pueden perder porque creerán que nunca se repetirá algo igual.

¿Qué ha hecho el Victoria para ser la envidia de muchos esta tarde? Superar tres niveles la pasada temporada: primero finalizar en el tercer puesto en su subgrupo de Preferente, después ser el mejor tercero de toda la zona norte y, por último, ganar al mejor del sur, el Cambados, en una final disputada en Betanzos el pasado 28 de junio y que se resolvió en la tanda de penaltis. 143 días después, el sueño se hará realidad para el Victoria.


CLASIFICACIÓN
El Victoria sacó el billete para la cita de hoy tras ganar al Cambados  en junio 



Guillermo Pigueiras recupera a Patiño, pero tiene tres bajas para afrontar el partido ante el Hernani. Ni el lateral derecho Iago Rial ni los centrocampistas Andrés y Dieguito estarán a disposición del entrenador para el inolvidable partido de Copa del Rey. Tampoco, el central y capitán Jorge, en Irlanda por motivos laborales desde antes de que empezase la liga. Esos cuatro futbolistas, como también los que ya no están en el Victoria esta temporada, incluido el entrenador Diego Armando García, serán los primeros en animar esta tarde.

El Victoria lleva cuatro partidos consecutivos sin perder en liga, pero es un dato prácticamente irrelevante. El que no lo es tanto, casualidad o no, es que tres días antes del duelo frente al Hernani, el conjunto blanquinegro pisó el césped en el que consiguió la histórica clasificación para la ronda previa de la Copa del Rey. La celebración no tuvo tanta efusividad como en aquella tarde de junio, pero la escuadra de Guillermo Pigueiras ganó por 1-3 en el García Hermanos.



Rival


El Hernani solo ha perdido un partido en diez jornadas de liga en la Preferente del País Vasco y ante el líder de su grupo. Según ha podido averiguar el cuerpo técnico del Victoria, su rival en la ronda previa de la Copa es un equipo de juego directo –no le irá mal el campo de A Grela–, de presión tras pérdida y de contraataque. 




Victoria, un sueño hecho realidad