La patronal inmobiliaria Fegein cifra en un 4,8% el incremento del precio del alquiler en 2022

Dos hombres pasan por delante del escaparate de una inmobiliaria | quintana
|

La Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) prevé una subida en el precio del alquiler en A Coruña durante el primer semestre del próximo año. El último informe realizado por la patronal estima que este incremento será de un 4,8%, siendo el segundo más alto de todas las ciudades gallegas. Así, si el precio medio del metro cuadrado en las viviendas de la ciudad se sitúa en la actualidad en unos 7,8 euros, en la primera mitad del 2022 este podría llegar hasta los 8,17 euros.

Esto supone que, por ejemplo, si un piso de cincuenta metros cuadrados en arrendamiento asciende a día de hoy a 390 euros, en unos meses costaría 408,5. Todo ello unido a que en A Coruña hay 700 viviendas en alquiler, la misma cifra que en Vigo, y que los ingresos medios por persona en Galicia son de 950 euros, por lo que un individuo estaría pagando casi la mitad de su sueldo en el alquiler de un piso.

El análisis de la patronal inmobiliaria es claro: “Una situación completa y complicada en las previsiones para el primer semestre del próximo año en el mercado de vivienda en arrendamiento”. Este incremento se achaca a “la incertidumbre y el recelo por parte de los propietarios de la próxima entrada de la Ley Estatal de vivienda, sumado a la subida de costes de productos y servicios”.



Contexto económico y social


Estos problemas, según Fegein, derivan a que “aumenta el porcentaje de personas que no disponen de ahorro o financiación para tener una vivienda en propiedad, con lo cual sube la demanda de la vivienda en alquiler, en especial en las siete ciudades y sus áreas de influencia”.

Según el informe, si a este contexto económico y social se le suma el encarecimiento de la vivienda nueva en un 6 u 8% para el primer semestre y de un 2 o 3% de los inmuebles usados que necesiten reforma, “todo apunta a que las familias gallegas van a tener muy difícil el acceso a una vivienda en alquiler”.

El presidente de Fegein, Benito Iglesias, considera que “el escenario para los próximos meses se puede sintetizar en que habrá menos oferta, más demanda y todo ello con mucha incertidumbre e inseguridad jurídica para los propietarios, así como un encarecimiento para los futuros inquilinos”.

La solución, tal y como afirma Benito Iglesias, es “sacar todo el suelo urbanizable al mercado lo antes posible para abaratar los precios. Hay que poner suelo y vivienda al alcance de todos, con una nueva ley que proporciones seguridad jurídica urbanística. Y sí, claro que urge un parque de viviendas sociales como en el resto de Europa, pero con la colaboración público-privada, y dejando que la vivienda libre se regule por sí misma, sin intervencionismos”.



Vivienda en propiedad


En cuanto a los inmuebles en propiedad, el escenario no es muy diferente. El precio medio del metro cuadrado de la vivienda nueva en la urbe se sitúa en 2.650 euros, aunque desde la federación apostillan que “hay muy poca”.

Es decir, la mayor oferta es de vivienda usada. Así, el coste medio de la vivienda nueva y usada por metro cuadrado baja hasta los 2.200 euros. ¿Y por qué aumentará todavía más el precio? Desde Fegein lo tienen claro, y es que esto se debe a la subida del valor del suelo, de los materiales de construcción, costes laborales y de cotización. 

La patronal inmobiliaria Fegein cifra en un 4,8% el incremento del precio del alquiler en 2022